Babiš dijo que el Partido Comunista debió prohibirse después de 1989

El primer ministro checo, Andrej Babiš, aseguró que el Partido Comunista debió prohibirse después de la Revolución de Tericopelo de 1989.

Las declaraciones del jefe del Ejecutivo tuvieron lugar la semana pasada durante su visita de Estado a Berlín, y fueron publicadas por la agencia de Noticias Checa.

Once de los 15 diputados comunistas expresaron al sitio iRozhlas.cz que se encontraban muy molestos por las declaraciones de Babiš. Gracias al respaldo del Partido Comunista el Gabinete de Andrej Babiš obtuvo el voto de confianza en la Cámara Baja.