Aprueban la candidatura de un nuevo jefe del servicio de inteligencia

El Gobierno checo ha aprobado este miércoles la candidatura de Marek Šimandl, experto en cibernética, al cargo de nuevo jefe del servicio de inteligencia nacional. En el cargo sustituirá a Jiří Šašek, a quien en primavera el entonces ministro del Interior, Lubomír Metnar, lo puso fuera de servicio.

Hasta el presente Šimandl trabaja como vicedirector de la Oficina Nacional de Seguridad Cibernética. A Šašek el ministro Metnar lo retiró del cargo de jefe del servicio de inteligencia en relación con las investigaciones del supuesto despilfarro de dinero del presupuesto de este servicio secreto.