Activistas austríacos protestan contra Temelín

07-07-2002

Activistas austríacos exigen la inmediata puesta fuera de funcionamiento de la planta electronuclear checa de Temelín, después de que un corto circuito imposibilitó el viernes poner en marcha el segundo bloque de la central. Fue fácil prevenir que después de los problemas anteriores pronto surgirán otros. Temelín no es una planta nuclear segura a la única alternativa de cómo proteger las vidas humanas es deliberar sobre el cierre de la misma, destacaron los activistas austríacos de la asociación Stop Temelín. Mientras tanto, el portavoz de la central, Milan Nebesár, informó que las reparaciones durarán varios días y que el primer bloque de Temelín continúa trabajando sin problemas.