Zeman y Schwarzenberg pasan a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales

El ex primer ministro Miloš Zeman, de izquierda, y el actual jefe de la diplomacia checa, Karel Schwarzenberg, pasan a la segunda vuelta de las primeras elecciones presidenciales directas en la historia de Chequia. Dentro de 15 días se sabrá quién de ellos sustituirá a Václav Klaus, que ocupo la silla presidencial durante una década.

Miloš Zeman el favorito de la primera vuelta

Karel Schwarzenberg, foto: ČTKKarel Schwarzenberg, foto: ČTK El antiguo primer ministro y ex líder socialdemócrata Miloš Zeman ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales al recibir el 24,21% de los votos. El segundo lugar, con el 23,40% correspondió al ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, y líder del partido TOP 09, uno de los de la coalición gubernamental.

Zeman apareció en todas las encuestas como uno de los favoritos para la segunda vuelta, lo que se cumplió a cabalidad y de hecho no sorprendió. No obstante, la sorpresa fue el que el segundo favorito, el ex ministro Jan Fischer quedara eliminado de la segunda vuelta desplazado por Schwarzenberg.

Tras conocerse el resultado de la primera vuelta, Zeman exhortó al electorado a acudir a la segunda vuelta a celebrarse los días 25 y 26 de enero.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK “En primer lugar quiero agradecer a todas las personas que acudieron a las urnas y me dieron su voto. Quiero pedirles que acudan nuevamente a los colegios electorales durante la segunda vuelta, ya que de nuevo todo empieza desde cero. Y por supuesto quiero felicitar al señor Schwarzenberg por el segundo lugar”, subrayó Zeman.

Por su parte, el ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, se refirió a la responsabilidad que deriva del hecho de seguir en la contienda presidencial.

“Agradezco a los ciudadanos su amplia participación en las elecciones, no me imaginé semejante asistencia. El resultado alcanzado me otorga una gran responsabilidad, porque en los próximos 15 días se decidirá sobre la orientación de la República Checa en muchos aspectos. Debo decir que Miloš Zeman es un duro rival que cuenta con mucha experiencia política”, aseguró Schwarzenberg.

Otra derrota para la derecha

Přemysl Sobotka, foto: ČTKPřemysl Sobotka, foto: ČTK El mandatario Václav Klaus, cuyo periodo de funciones termina en marzo, después de una década en la silla presidencial, no ocultó su decepción ante la derrota del candidato del oficialista Partido Cívico Democrático.

“Considero que el resultado de estas elecciones representaron la mayor derrota de la derecha en la historia de la era poscomunista del país. Fue un fracaso total para el Partido Cívico Democrático y un triunfo de la izquierda, lo que me entristece sobremanera”, matizó el mandatario.

El Partido Cívico Democrático, liderado por el primer ministro Petr Nečas, perdió todas las últimas elecciones, ya fueran a nivel regional, senatorial y ahora presidencial.

Su candidato, Přemysl Sobotka, vicepresidente de la Cámara Alta, se situó en el penúltimo lugar, delante de Jana Bobošíková, antigua eurodiputada y representante de la corriente euroescéptica del país.

Primera elección directa

Foto: ČTKFoto: ČTK A las primeras elecciones presidenciales directas en la historia de Chequia fueron convocados 8,5 millones de electores. La participación fue del 61,3%, una asistencia alta en comparación con los comicios generales y regionales.

La elección del mandatario había estado en manos de las dos Cámaras del Parlamento. El hecho de otorgar la decisión a la población no gustó a algunos círculos políticos, entre ellos al saliente mandatario Václav Klaus, que dijo que se trató de una contienda de los medios de comunicación.

A pesar de su decepción por la derrota de la derecha y la enorme participación de los medios de comunicación, Klaus saludó el hecho de que la presidencia la disputarán en la segunda vuelta dos candidatos con experiencia política, según indicó.

Miloš Zeman de 68 años y Karel Schwarzenberg de 75 años protagonizarán dentro de 15 días un duelo de titanes en su lucha por la silla presidencial en la segunda vuelta de las primeras elecciones con sufragio directo en la historia de la República Checa.

Entre los aspectos que les separan destaca, por ejemplo, la simpatía de Zeman por Rusia, Schwarzenberg se inclina más bien por EE.UU., pero ambos, a diferencia de Klaus, están a favor de la Unión Europea.