Zeman no negociará con Schussel

09-11-2000

La República Checa ha decidido suspender sus negociaciones con Austria sobre Temelín. ¿Qué la indujo a dar este paso?

La reunión que el primer ministro checo, Milos Zeman, y el canciller austríaco, Wolfgang Schussel, acordaran realizar en Viena para continuar negociando acerca de la seguridad del primer bloque de la central nuclear checa de Temelín puesto en marcha, no se efectuará. Fiel a sus declaraciones, el presidente del gobierno checo decidió no continuar sus negociaciones con Schussel bajo la presión del bloqueo de pasos fronterizos de este país por parte de adversarios austríacos de Temelín.

Los adversarios austríacos de la energía atómica, que en lugar de concluir el bloqueo de los pasos fronterizos el lunes pasado, tal como se había acordado, decidieron prolongarlo hasta esta noche en tres pasos ubicados en la frontera entre la Alta Austria y Bohemia del Sur, pretenden que el bloque de Temelín sea sacado de servicio y se mantenga seis meses sin funcionar para que puedan ser evaluados sus eventuales impactos en el medio ambiente.

Teniendo en cuenta que los órganos austríacos autorizaron las manifestaciones de los activistas austríacos encaminadas a bloquear los pasos fronterizos con Chequia, este país considera que la atmósfera reinante no es la más adecuada para la continuación de las conversaciones checo-austríacas al más alto nivel, según declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores checo, Ales Pospísil.