Zeman cumplió sus promesas, pero su discurso navideño no cautivó

27-12-2013

Con motivo de las Fiestas de Navidad el presidente Miloš Zmean se dirigió a la nación checa con un discurso moderado y reconciliador, pero falto de visión de futuro. Así calificaron el primer discurso navideño del mandatario representantes del espectro político checo.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK A diferencia de los mandatarios anteriores, Havel y Klaus, el presidente Miloš Zeman retomó la tradición de Tomáš Garrigue Masaryk de dirigirse a la nación entre las fiestas de Navidad y Fin de Año.

En su mensaje transmitido en directo por la Radio y Televisión públicas Zeman hizo una especie de evaluación y dijo que el presidente de la República tiene la obligación de rendir cuentas a los ciudadanos.

Zeman recordó que al llegar a la silla presidencial hizo cinco promesas y que todas las había cumplido, como por ejemplo no declarar una amnistía, mejorar las relaciones con la Unión Europea, estabilizar el Tribunal Constitucional etc.

Jiří Rusnok, foto: Kristýna MakováJiří Rusnok, foto: Kristýna Maková En su alocución el presidente agradeció el papel del Gobierno interino del primer ministro, Jiří Rusnok, que nombró, según dijo, para garantizar la celebración de las elecciones generales anticipadas.

Representantes de las diferentes formaciones políticas checas no estuvieron muy satisfechos con el discurso presidencial que encontraron un tanto incoloro.

El líder del Partido Socialdemócrata y futuro primer ministro, Bohuslav Sobotka, dijo que el presidente tuvo un discurso acorde con la ocasión, esto quiere decir navideño, fue moderado y conciliador, pero sin ninguna visión de futuro.

Jan Hamáček, foto: Filip JandourekJan Hamáček, foto: Filip Jandourek Por su parte, el presidente de la Cámara Baja, Jan Hamáček, también socialdemócrata indicó que el discurso estuvo lejos de ser un mensaje navideño.

La vicepresidenta del movimiento ANO, Věra Jourová, no ocultó su decepción al decir que esperaba que el mandatario adelantara algo sobre sus planes, al menos para el próximo año.

Para el líder comunista, Vojtěch Filip, se trató de un discurso de evaluación, muy breve en el que faltaron nuevas tareas.

Miroslav Kalousek, foto: Filip JandourekMiroslav Kalousek, foto: Filip Jandourek El segundo hombre de TOP 09, agrupación opositora, Miroslav Kalousek aseguró que nadie podía querer que durante las fiestas navideñas él escuchara un discurso político.

Si bien los dirigentes políticos coincidieron en que se trató de una alocución moderada, insistieron en que las palabras del mandatario no cumplieron sus expectativas.

No obstante, el jefe del democristiano Partido Popular, Pavel Bělobrádek, recordó que el presidente Zeman matizó que durante su mandato “no nos aburriremos” por lo que estima que los mensajes sobre el futuro no se harán esperar.

27-12-2013