Zeman aboga por trasladar la embajada checa de Tel Aviv a Jerusalén

07-10-2013

El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, ha vuelto a causar polémica en relación al conflicto palestino-israelí al prometer, poco antes de su actual visita a Israel, que hará lo que esté en sus manos por trasladar la embajada checa de Tel Aviv a la disputada Jerusalén. La declaración se ha encontrado con la airada respuesta de las autoridades palestinas.

Miloš Zeman, Shimon Peres, foto: isifa / Sipa - USA / XinhuaMiloš Zeman, Shimon Peres, foto: isifa / Sipa - USA / Xinhua La República Checa ya se ganó la fama de aliado incondicional de Israel el pasado noviembre, cuando fue uno de los pocos países que votó en contra de que Palestina fuera considerada estado observador en la ONU. El compromiso, al menos aparente, con el estado hebreo volvió a verse confirmado la semana pasada de manos del presidente checo, Miloš Zeman, poco antes de su viaje diplomático a Israel.

En una entrevista ofrecida en Hradec Králove, Zeman afirmó que haría todo lo posible para convencer al futuro primer ministro checo de que trasladara la embajada checa de Tel Aviv a Jerusalén. El gesto tiene un gran significado político porque aunque oficialmente la capital de Israel es Jerusalén, este estatus no es reconocido por la comunidad internacional, al estar la parte palestina de la ciudad bajo ocupación militar israelí.

De hecho ningún país, ni siquiera firmes aliados de Israel como Estados Unidos, tiene su embajada en Jerusalén. Las sedes diplomáticas están todas en Tel Aviv, que actúa como capital de facto.

Hynek Kmoníček, foto: Šárka ŠevčíkováHynek Kmoníček, foto: Šárka Ševčíková La polémica no se ha hecho esperar y la Organización para la Liberación de Palestina ha afirmado que las declaraciones de Zeman ponen en peligro el proceso de paz y la posibilidad de llegar a un acuerdo respecto a la ciudad tres veces santa. Al mismo tiempo ha convocado a la Liga de Estados Árabes para organizar una respuesta conjunta. El director del Departamento de Exteriores de la Oficina Presidencial, Hynek Kmoníček, considera que las palabras de Miloš Zeman han sido sacadas del contexto.

“Lo que quería decir el señor presidente era que mostraba confianza y fe en que el proceso de paz palestino-israelí acabe siguiendo el principio de dos estados. Y en ese momento la República Checa con gusto trasladará su embajada de Tel Aviv a Jerusalén”.

Reconocer Jerusalén como capital de Israel comportaría para la República Checa la violación de una resolución de la ONU, de los acuerdos de Ginebra y del acuerdo sobre los Territorios Ocupados Palestinos.

Durante su visita oficial de cuatro días a Israel, Zeman se reunirá este lunes con el presidente del país, Shimon Peres, y con el primer ministro, Benjamin Netanyahu. Los temas principales de la agenda son las relaciones bilaterales y la cooperación económica, las relaciones entre Israel y la Unión Europea, y la situación en Oriente Próximo.

JerusalénJerusalén Miloš Zeman también acudirá este lunes al centro para la investigación del Holocausto Jad Vashem, donde se reunirá con ciudadanos checos asentados en Israel. Durante el día visitará además el monumento a Theodor Herzl, padre ideológico del sionismo. Como parte de la delegación checa viajan con el presidente el ministro de Finanzas, Jan Fischer, el de Relaciones Exteriores, Jan Kohout, el de Defensa, Vlastimil Picek y el de Transporte, Zdeněk Žák.

07-10-2013