Zelenka recibe cadena perpetua

22-02-2008

Siete asesinatos y diez intentos de matar a pacientes realizó el enfermero Petr Zelenka, conocido como el asesino de la heparina. El Tribunal Regional de Hradec Králové, Bohemia del Este, le condenó este jueves a cadena perpetua.

Petr Zelenka (Foto: CTK)Petr Zelenka (Foto: CTK) Entre mayo y septiembre de 2006 Zelenka mató a varios pacientes de gravedad internados en el hospital de Havlíčkův Brod, administrándoles una sobredosis del fármaco anticoagulante Heparina. Los enfermos luego se desangraron. Este jueves ha sido sentenciado a la máxima pena que permite la ley checa, a la cadena perpetua. El Tribunal Regional aceptó todas las recomendaciones de la denuncia, propuestas por la fiscal Lenka Faltusová.

“La sentencia va de acuerdo con mi ponencia final presentada este jueves, tanto en lo que se refiere a la culpa como a la pena. El Tribunal también aceptó mi sugerencia sobre que el condenado permanezca en una prisión de alta seguridad. Y en lo que se refiere a la compensación financiera por daños a perjuicios, esta también corresponde a mi sugerencia”, resalta la fiscal.

Además de la cadena perpetua, el enfermero tendrá que pagar casi cien mil euros a los familiares de sus víctimas. El abogado defensor de Zelenka apeló contra el veredicto inmediatamente, argumentando que el estado mental del asesino no había sido investigado suficientemente. Los análisis especializados sostuvieron que al poner las sobredosis mortales de Heparina, Zelenka estaba plenamente consciente y por lo tanto es responsable de sus actos. La fiscal Faltusová no considera necesario hacer nuevos exámenes.

Petr Zelenka y su abogado Jan Herout (Foto: CTK)Petr Zelenka y su abogado Jan Herout (Foto: CTK)“Las investigaciones de los expertos han sido suficientes tanto en el campo de la psiquiatría o la psicología como en lo referente a los asuntos médicos. Pienso que debido a las pruebas facilitadas, el cambio del veredicto queda descartado”, opina Faltusová.

El juez del Tribunal Regional, Jiří Vacek, elogió también a Pavel Longin, médico jefe del hospital de Havlíčkův Brod. Este fue enfrentado a acusaciones por parte del abogado defensor de Zelenka con términos de que el mal funcionamiento del departamento de anestesiología contribuyó a que el asesino matara a los pacientes. Sin embargo, el juez recalcó que fue precisamente el médico jefe quien reveló los asesinatos e impulsó la investigación policial.

El caso de Zelenka será tratado ahora por el Tribunal Supremo de Praga. Si este confirma el veredicto de esta semana, Zelenka pasará a las crónicas como el mayor asesino en serie checo.

22-02-2008