Y Messi no pudo marcarle al Pilsen

20-10-2011

No salió ileso el Viktoria Pilsen del Camp Nou, aunque nadie esperaba lo contrario. Pudo haber sido una goleada de antología, pero al final el equipo checo solo sufrió una derrota de 2-0 ante el Barcelona en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. La revancha se juega en dos semanas.

F. C. Barcelona, foto: ČTKF. C. Barcelona, foto: ČTK Ni el más optimista esperaba que el Pilsen pudiera lograr algo más que una derrota digna ante el omnipotente Barcelona. Y así fue. El equipo checo perdió ante el actual campeón de la Champions por 2-0 en un Camp Nou con 80 mil espectadores que se hicieron notar.

Las estadísticas son frías, pero sirven para comprender lo sucedido la noche del miércoles en el Camp Nou. El Barça dio 882 pases buenos, por 214 del Pilsen. Además, el equipo de Pep Guardiola tuvo el 72 por ciento de la posesión del balón y envió 18 tiros al arco, por ninguno, así es, ninguno del Pilsen.

Lionel Messi y Marek Čech, foto: ČTKLionel Messi y Marek Čech, foto: ČTK La superioridad del local fue apabullante, pero aún así, el Pilsen brindó un digno espectáculo y no se dejó avasallar tan fácilmente. El técnico del Pilsen, Pavel Vrba, quedó conforme con el rendimiento de su equipo y justificó la derrota diciendo que enfrentaron al mejor equipo del mundo.

“Cuando juegas contra el mejor equipo del mundo y ese equipo solo cambia a sus mejores jugadores en los últimos minutos del partido, quiere decir que ese rival nos respeta. El 1-0 se mantuvo hasta el minuto 80, así que Guardiola no hizo cambios hasta ese momento. Para mí, es muy gratificante haber dado la pelea y que sus mejores jugadores estuvieron en la cancha hasta casi el final del partido”, comentó.

Pavel Vrba y Pep Guardiola, foto: ČTKPavel Vrba y Pep Guardiola, foto: ČTK Pavel Vrba agregó que la calidad individual de los jugadores del Barcelona y su rendimiento estuvieron cercanos a la perfección.

“Podemos estar contentos con la primera parte que hemos hecho, aunque hemos perdido pelotas que no deberíamos, seguramente por la presión. Pero no puedo estar del todo contento con el resultado”, sostuvo el estratega checo tras la derrota.

Vrba insistió que intentaron neutralizar a los jugadores clave del Barcelona, a Xavi, Messi e Iniesta, lo que no lograron hacer, para después esperar el milagro, que no se produjo.

Andrés Iniesta y Xavi Hernández, foto: ČTKAndrés Iniesta y Xavi Hernández, foto: ČTK Andrés Iniesta, al principio del partido, y David Villa, al final, marcaron para el conjunto azulgrana, actual campeón del torneo, que contó con un Messi inspirado, que estuvo en los dos goles, pero que anduvo negado de cara al arco defendido por Marek Čech. Hasta dos veces mandó la pelota al poste el habilidoso jugador argentino y brindó dos jugadas antológicas, corriendo y dribleando jugadores checos.

En declaraciones para Barça TV, el canal oficial del equipo blaugrana, el jugador argentino Javier Mascherano, que hizo de central, sostuvo que el 2-0 era un resultado mentiroso.

Lionel Messi y Marek Čech, foto: ČTKLionel Messi y Marek Čech, foto: ČTK “Después del partido contra el Osasuna los periodistas me preguntaron por el 8-0 y dije que era un resultado mentiroso. Ahora ante el Pilsen, un 2-0, por lo que se vio en el campo, también es mentiroso. Creo que merecimos más goles porque tuvimos las situaciones, porque tuvimos el control del juego. Ellos ni siquiera pudieron patear una sola vez al arco. Así y todo terminamos definiendo el encuentro faltando diez minutos. Pero más allá de todo eso, creo que el Barcelona hizo un buen partido”.

Pep Guardiola, el alma azulgrana, también reconoció el buen nivel mostrado por el campeón checo.

Marek Čech y Pedro Rodríguez, foto: ČTKMarek Čech y Pedro Rodríguez, foto: ČTK “Ellos han jugado muy bien, es un equipo que se anima. Han pasado veinte veces más del centro del campo que el Milan, pero ellos metieron dos goles. Este resultado nos irá bien para el partido de vuelta de aquí a dos semanas en Praga, ya estamos advertidos”, sostuvo Guardiola.

El 1 de noviembre se juega la revancha entre el Barça y el Pilsen, esta vez en Praga. En el otro partido del grupo H, el Milan derrotó 2-0 al BATE Borisov.

Y a pesar de que tan sólo ha concluido la tercera jornada de la fase de grupos, ya es casi una certeza que el Pilsen tendrá que luchar por la tercera plaza, que da acceso a la Europa League, con el BATE Borisov bielorruso, lo que no es ninguna sorpresa.

20-10-2011