Wikileaks: EE.UU. presionó a Chequia para que no vendiera aviones a Bolivia y Venezuela

06-09-2011

Diplomáticos de EE.UU. intentaron convencer a representantes oficiales de la República Checa para que el país no vendiera los aviones caza L-159 a determinados países. Lo confirman varios cables diplomáticos del año 2007, publicados ahora por el servidor Wikileaks.

La dirección de la empresa Aero Vodochody había negociado hace unos cinco años la venta de sus aviones caza L-159 a Bolivia, Venezuela y Afganistán. Sin embargo, diplomáticos estadounidenses desarrollaron grandes esfuerzos para convencer a Praga que desistiera de la transacción. Washington no veía con buenos ojos los regímenes de los dos países latinoamericanos y la supuesta cooperación de Venezuela con Irán.

Tomando en cuenta el desacuerdo del socio estadounidense, Aero Vodochody reemplazó algunos componentes de producción norteamericana en sus aviones con otros, fabricados en Francia y Ucrania. Pero tampoco esa medida fue suficiente, según recuerda Ladislav Šimek, director de la empresa Aero Vodochody.

”En cuanto a los contratos que nuestra empresa había negociado con algunos determinados países, ha sucedido en el pasado que nos fue insinuado con insistencia que semejantes negocios eran inadmisibles y mal vistos por Washington”.

Según datos publicados por Wikileaks, en un cable enviado en 2007 por la Secretaría de Estado a Praga y transmitido por el entonces Embajador de EE.UU. en la República Checa, Richard Graber, se decía que las informaciones proporcionadas por EE.UU. a Chequia deberían ser suficientes para que el Gobierno checo vetara la cooperación tecnológica y la venta de los aviones de Aero Vodochody y de armas a Venezuela.

La empresa checa cedió entonces a las presiones norteamericanas, pero quiso alquilar los caza L-159 a esos países para que fueran aprovechados en la preparación de pilotos.

Mirek Topolánek, foto: ČTKMirek Topolánek, foto: ČTK La transacción fue aprobada por el Ministerio de RR.EE. checo, pero al contrato se interpuso el entonces primer ministro, Mirek Topolánek. En base a su intervención, a la empresa le fue negada la necesaria licencia. Del tema fue informada la Secretaría de Estado estadounidense en otro cable de su Embajada en Praga de julio de 2007, publicado ahora por Wikileaks.

El ex primer ministro checo, Mirek Topolánek, afirma que no se acuerda del asunto.

”No recuerdo que haya intervenido en ese tema. Creo que Chequia exporta con éxito hasta la actualidad los aviones ligeros de Aero Vodochody y las piezas de repuesto para esas aeronaves. Claro está que el tema de los caza L-159 es más complicado”.

Según otros datos publicados por Wikileaks, Topolánek le había pedido ayuda a Washington en el año 2007 para vender los aviones caza a Afganistán, pero su solicitud había quedado sin respuesta.

La empresa Aero Vodochody ofreció sus aviones caza L-159 a 30 países, pero hasta el presente logró vender sólo unas dos decenas a la Fuerza Aérea checa y cinco fueron enviados a España. Actualmente se está negociando la venta de unos 36 caza L-159 a Irak, para ser utilizados en la instrucción de pilotos militares.

06-09-2011