Vino chileno quiere mejorar su estatus en Chequia

16-10-2009

Dar el salto, diversificar el mercado. El vino chileno, de gran aceptación en República Checa por su inmejorable relación calidad-precio, pretende ahora competir en el nicho de los vinos de calidad, donde realmente está el negocio. Ese fue uno de los objetivos de la degustación Muestra y Cata 2009, recientemente realizada en Praga.

El vino chileno de a poco se ha ido haciendo un lugar en el mercado checo. En 2008, los mostos del país andino ocupaban el sexto lugar en las importaciones a Chequia, detrás de colosos como Italia, Francia y España. Eso sí, de fuera de Europa, los vinos chilenos son los mejor posicionados en República Checa.

Pero algo falta. Mejorar el perfil, dar el salto hacia los vinos de calidad. Y en esa tarea es de gran ayuda el esfuerzo de ProChile, oficina que depende del Ministerio de RR.EE., que todos los años realiza un tour mundial para promocionar el vino chileno.

Nicolás Vergara, gerente de exportaciones de viña Valdivieso, cree que es hora de penetrar en otros nichos de mercado.

“En general el vino chileno en Europa es considerado un vino de supermercado, lamentablemente todavía hay mucho que trabajar. El vino chileno partió siendo una buena opción barata, una buena relación calidad precio, lo cual sigue siendo. Pero la idea del vino chileno siempre ha sido estar metido y vender más en lo que se llama Horeca, que son hoteles, restaurantes y casinos, que es donde tú realmente haces la marca y donde el consumidor paga más por tu vino y está dispuesto a tomar mejores vinos. El supermercado busca vinos baratos y el consumidor que va al supermercado también. Y el negocio del vino no está en el vino barato. El negocio está en el vino más caro”.

De una opinión similar es Rodrigo Schmidt, de la viña Sigla Teillery, quien estuvo radicado un tiempo en Chequia y conoce el gusto de los checos. Rodrigo SchmidtRodrigo Schmidt “Sí, mira, yo traje dos viñas boutiques, una son vinos orgánicos, mercado que crece un 30 por ciento anualmente en este país. Y estamos trabajando en eso. Además traje otro vino que se llama Sigla, de valor relativamente alto. También es un nicho de mercado en el que hay gran potencial en República Checa. Yo tuve la suerte de haber vivido en este país y conozco el mercado y a los importadores y he avanzado harto, pero a pesar de eso esta gira que organiza ProChile ha sido de gran ayuda, porque invitan a los importadores”.

Cerca de 20 viñas de Chile participan en la Muestra y Cata 2009, entre ellas, algunas de gran renombre, como Tarapacá y la propia Valdivieso. Antes de Praga, la muestra pasó por Estocolmo y ahora parte a Alemania y Bélgica.

Y el próximo año de nuevo estarán en Praga, intentando conquistar a otro tipo de consumidor: el que se preocupa más por la calidad del vino que por el precio de la botella.

Foto: Gonzalo Núñez

16-10-2009