Viceministro de RR.EE. checo no descarta apoyo de latinoamérica contra Cuba

21-03-2001

El proyecto de resolución contra la violación de los derechos humanos en Cuba, que presentará la República Checa ante las Naciones Unidas en Ginebra, es el tema de la entrevista concedida a Radio Praga por el viceministro de RR.EE. checo Martin Palous, quien visitó México, Guatemala, Costa Rica, Argentina y Uruguay.

Cuál fue el objetivo de su viaje a América Latina?

"El objetivo principal del viaje fue conversar con nuestros socios sobre el procedimiento que aplicará la República Checa en la próxima sesión sobre los derechos humanos en Ginebra, donde presentaremos -como ya fue anunciado- una resolución que critica la violación de los derechos humanos en Cuba."

Qué resultados alcanzó?

"Tengo que decir que los resultados del viaje fueron positivos, tengo la impresión de que el argumento que presenta la parte checa, o sea que la situación de los derechos humanos en Cuba ha empeorado en el último año, fue aceptado. Debo subrayar que he regresado con la sensación de que los países visitados están en la mayor disposición de cooperar con nosotros en Ginebra. Entablamos muy buen diálogo, pero lógicamente resulta prematuro hablar sobre la votación en Ginebra, pero nuestra idea inicial de buscar cooperación entre los países democráticos de la región se cumplió a cabalidad."

La cláusula contra el embargo ha preocupado a Washington y a otros aliados, por qué la República Checa insiste en ese párrafo? Se trata de algún tipo de presión por parte de algunos países de la Unión Europea?

"Tengo la sensación de que la discusión en torno a Cuba gira en una especie de círculo muy cerrado; de cierta manera nuestros adversarios consiguieron vender una imagen que nos presenta como a una especie agentes del imperialismo norteamericano, por lo que debo dejar muy claro que nunca hemos sido algo semejante, siempre tratamos de centrar nuestra atención hacia el futuro, y partimos del hecho de que resulta indispensable romper ese círculo. Existe además una amplia discusión sobre el efecto real de las sanciones económicas, y la pequeña mención sobre este tema en el proyecto de resolución no es un asunto puramente checo, sino que refleja la postura de una serie de países. Debo hacer énfasis en que nuestro objetivo es lograr un triángulo estratégico que incluiría a los países de la Unión Europea, a los países democráticos de América Latina y a EE.UU. Lo importante es que la resolución debe estar dirigida contra la violación de los DDHH en Cuba, todo lo demás es la búsqueda de consenso entre los países que comparten el mismo objetivo. Estamos convencidos de que el texto final de la resolución será formulado de tal manera que lo acepten las fuerzas democráticas y sea aprobado en la sesión de la ONU en Ginebra," constató el viceministro de RR.EE. checo Martin Palous.

21-03-2001