Viceministro de Industria y Comercio amonestado por la polémica con Taiwán

La reciente polémica por la expulsión de un representante taiwanés de una reunión del Ministerio de Industria y Comercio se ha saldado con una amonestación para el viceministro, Vladimír Bärtl.

Vladimír Bärtl, foto: Naomi Fingerlandová, Archivo de ČRoVladimír Bärtl, foto: Naomi Fingerlandová, Archivo de ČRo El viceministro de Industria y Comercio de la República Checa, Vladimír Bärtl, ha recibido una amonestación como resultado del incidente diplomático que tuvo lugar con un representante de Taiwán la semana pasada.

En una reunión entre inversores extranjeros y representantes checos del Ministerio, el embajador de China, Zhang Jianmin, solicitó que no hubiera presencia taiwanesa en el encuentro, una petición que los checos aceptaron.

Esto despertó inmediatamente numerosas críticas contra la ministra de Industria y Comercio, Marta Nováková, de la cual un gran número de senadores ya han exigido su dimisión.

Foto: Alan Wu, Flickr, CC BY-SA 2.0Foto: Alan Wu, Flickr, CC BY-SA 2.0 Toda la polémica produjo que este jueves la Comisión de Exteriores de la Cámara Baja checa se reuniera para discutir sobre el tema. Allí, Vladimír Bärtl asumió toda la responsabilidad por lo sucedido y señaló que la ministra no se encontraba presente en dicho encuentro.

Tras la reunión parlamentaria, reconoció que había recibido una amonestación y ofreció su punto de vista para la Radiodifusión Checa, a la vez que insistió en que las relaciones con Taiwán no se han visto afectadas.

“Desgraciadamente, como era una situación crítica queríamos resolverla de una manera que no escalase a más. Seguimos teniendo buenas relaciones con Taiwán y hemos acordado con nuestros socios de Taipéi que seguiremos con las reuniones económicas bilaterales también este año”.

Jaroslav Bžoch (Foto: Archiv von Jaroslav Bžoch, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0)Jaroslav Bžoch (Foto: Archiv von Jaroslav Bžoch, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0) Sus palabras no han sido recibidas de la misma manera por todos los partidos. Mientras que algunos piensan que la situación ha quedado esclarecida, otros políticos exigen más medidas.

Para el vicepresidente de la Comisión de Exteriores de la Cámara Baja, Jaroslav Bžoch, la situación podría haberse gestionado mejor, pero acepta las explicaciones de Bärtl.

“La explicación ha sido suficiente. Se han dicho cosas que no sabíamos sobre lo que sucedió en aquella reunión. Por supuesto nos parece una situación desafortunada, el viceministro está de acuerdo con eso, pero nos bastan sus explicaciones. No creo que esto haya empeorado nuestras relaciones con Taiwán”.

Marta Nováková (Foto: ČTK / David Taneček)Marta Nováková (Foto: ČTK / David Taneček) Por otra parte, muchos han criticado la postura del embajador de China por hacer una petición tan incómoda, como es el caso del presidente de la Comisión de Exteriores, Lubomír Zaorálek.

“En mi opinión, el problema más grande, lo que más me ha sorprendido, es el comportamiento del embajador chino, porque amenazar con esa situación dos veces en un corto periodo de tiempo me parece de mal gusto”.

Entre los más descontentos con el Ministerio se encuentra el Partido Pirata, que considera inaceptable el trato dado a los representantes taiwaneses. Según el diputado pirata Mikuláš Peksa, la ministra Marta Nováková debería dimitir, además, dice que el error cometido es irreparable.

“No estoy muy contento, me parece que quieren restar importancia a lo sucedido. Pedimos al Gobierno que respete a Taiwán como un digno socio comercial estratégico, para lo que se deberían haber tomado medidas concretas. Considero que es un error que ya no se puede solucionar”.

Andrej Babiš (Foto: ČTK / David Taneček)Andrej Babiš (Foto: ČTK / David Taneček) El Partido Pirata todavía no descarta pedir que el tema vuelva a tratarse en un pleno de la Cámara Baja para pedir más responsabilidades.

En lo que respecta a la Comisión de Exteriores, el debate se cerró señalando que había sido una situación indeseada y que para futuras ocasiones se debería consultar con el Ministerio de Relaciones Exteriores para que no se produzcan estos malentendidos.

De acuerdo con las últimas declaraciones del primer ministro checo, Andrej Babiš, quien fue preguntado sobre este tema el miércoles en la Televisión Checa, por el momento no hay ningún cambio previsto entre los ministros de su Gobierno.