Ventas de coches en el país se disparan

05-10-2007

En más del 6,5 por ciento se incrementó la venta de automóviles en la República Checa entre enero y septiembre del presente año, en comparación con el mismo período del año pasado. Los coches más solicitados en el mercado nacional siguen siendo los Skoda.

La favorable situación en el mercado automovilístico confirma el avance de la economía nacional, indican los analistas. Cuanto mayor es el nivel económico del país, tanto mejor suele ser la situación financiera de los ciudadanos. Desde enero a septiembre del presente año fueron vendidos en el país más de 98 mil coches de pequeño y mediano tamaño y más de 41 mil camionetas.

Los vendedores de automóviles afirman que las costumbres de los checos van cambiando paulatinamente. A diferencia del pasado, los ciudadanos dejan de comprar coches usados y prefieren los nuevos. Pavel Tunkl, secretario de la Unión de Importadores de Automóviles, considera que ello se debe al creciente poder adquisitivo de la población.

"En los países de Europa Occidental el índice de renovación del parque de automóviles responde a un 8 y hasta un 12 por ciento, mientras que en la República Checa llega apenas a un 3,4 por ciento. No obstante, en vista del creciente poder adquisitivo de la población en este país, confiamos en que irá ampliándose asimismo la renovación del parque nacional de automóviles. En un futuro próximo podría llegar a un 6 y hasta un 8 por ciento, que es el doble en comparación con la situación actual", acotó Pavel Tunkl.

Según datos de la Unión de Importadores de Automóviles, en el país sigue prevaleciendo el interés por los coches pequeños, aunque últimamente crece la demanda de automóviles "familiares", o sea, de mayor tamaño. La marca de coches que más se vende en este país es el Skoda, seguido por el Ford, el Renault y el Volkswagen.

05-10-2007