Veinte años con un corazón trasplantado

25-10-2004

"Le quedan unos pocos meses de vida", le dijeron hace 20 años los médicos a Rudolf Sekava, un maestro de escuela, enfermo de corazón. La única solución para él fue un trasplante de corazón.

En 1984, la medicina checa no tenía mucha experiencia en trasplantes de corazón. También por ello Rudolf Sekava temía la operación. Dio su consentimiento recién después de encontrarse con Josef Divina, primer paciente checo con corazón trasplantado. "Me convenció sobre la necesidad del trasplante", aseguró Rudolf Sekava.

La operación, de cinco horas de duración, fue realizada en octubre de 1984 en el Instituto de Medicina Clínica y Experimental de Praga, por el equipo del profesor Pavel Firt. La intervención quirúrgica resultó exitosa.

Rudolf Sekava (Foto: CTK)Rudolf Sekava (Foto: CTK) "Estoy gozando de la vida gracias a la habilidad de los médicos y de una joven fallecida en un accidente. Su corazón late en mi pecho", sostuvo Rudolf Sekava, de 68 años, el paciente checo que vive más tiempo con un corazón trasplantado.

Rudolf Sekava fue un buen maestro, asegura una de sus ex alumnas de la Academia Comercial de la ciudad de Jihlava, Zdeñka Kuchyñová.

"Rudolf Sekava se entregaba a la enseñanza de tal manera que nosotros, los estudiantes, no nos dimos cuenta de que estaba enfermo de gravedad. Poco antes de terminar el último año, desapareció de mi vista y nunca más volví a verlo. Recién hace pocos años me enteré por casualidad de que se había sometido a un trasplante de corazón".

Rudolf Sekava, quien festejó estos días los 20 años de su renacimiento, goza de buena salud. Con su corazón nuevo viajó por toda Europa, durante muchos años practicó el ciclismo. Actualmente se mantiene en buena forma física gracias a prolongados paseos. Aunque ya jubilado, continúa dando clases de alemán en la Academia Comercial de la ciudad de Jihlava.

25-10-2004