Vecino de Bystrice pod Hostýnem inmortalizó a tribus indígenas de Brasil

19-04-2007

En la capital del Estado brasileño de Paraná, Curitiba, hay una calle que lleva el nombre de Vladimír Kozák. El ingeniero, etnógrafo, documentalista, pintor y escultor Vladimír Kozák consagró su vida al estudio de los indígenas de las selvas amazónicas de Brasil. Nació el 19 de abril de 1897 en la ciudad de Bystrice pod Hostýnem, en Moravia Oriental.

Vladimír KozákVladimír Kozák Bystrice pod Hostýnem conmemoró el 110 aniversario del nacimiento de su famoso vecino con una charla con expertos y viajeros que siguieron las huellas de Vladimír Kozák en Brasil. Durante la misma fue proyectado un documental único que Vladimír Kozák rodó en los años 50 en un pueblo de los indígenas Kamayurá, en Alto Xingú, en Amazonia central.

De comentar la película se encargó el antropólogo cultural Mnislav Zelený. Con el nombre de Vladimír Kozák se topó por primera vez durante su estancia de estudios en Brasil en 1989 al pasar casualmente por Curitiba.

"Por casualidad visité el Museo Paranaense y me encontré con su nombre junto a toda una serie de objetos etnográficos expuestos. Me llamó la atención. Conocí al doctor Trevisan, su amigo íntimo, quién me explicó que Vladimír Kozák había nacido en nuestra tierra y que fue una personalidad que había recogido para los brasileños la historia de muchas tribus indígenas que hoy ya no existen. Especialmente sus investigaciones sobre la tribu Xetá son fantásticas. Están albergadas en varios museos del mundo, sobre todo en Calgary, Canadá, y en el Museo del Hombre de París".

El etnólogo Pavel Vaculík se dirigió a Curitiba en 1997 para reunir material para su tesina de licenciatura sobre "Pintores checos de indígenas en el mundo". En el Museo Paranaense confeccionó un catálogo del legado de Vladimír Kozák, logrando traer a la República Checa copias de doce documentales realizados por el etnógrafo checo y una parte de sus diarios.

"Vladimír Kozák empezó a apuntar sus vivencias ya estando en Checoslovaquia. Se han conservado, por ejemplo, sus dibujos en álbumes de sus amigos. Sin embargo, desde 1924, año de su llegada a Brasil, hasta 1979, cuando murió, escribía sistemáticamente un diario. Y como era pintor, al lado de lo que describía con palabras añadía enseguida un dibujo. Describió a un indio y al lado lo retrató. Lamentablemente para los portugueses, y afortunadamente para nosotros, los diarios están escritos en checo, no obstante, ahora se están traduciendo al portugués".

Muchos de los habitantes de Bystrice pod Hostýnem no han sabido hasta hace poco quiénes eran el hombre y la mujer rodeados de indios en la pintura que cuelga en el Ayuntamiento de su ciudad. Las conmemoraciones de Vladimír Kozák y de su hermana Karla, que le acompañaba a la selva amazónica, fueron iniciadas por los viajeros Milan Danek y Alena Zákovská. Cincuenta años después de Vladimír Kozák filmaron en Alto Xingú, captando en su película, tal como él, la lucha tradicional Huka-Huka.

Como parte de las celebraciones del 110 aniversario del nacimiento de Vladimír Kozák Bystrice pod Hostýnem develó una placa conmemorativa en la tumba de la familia en el cementerio local.

19-04-2007