¡Vámonos al Mundial!

18-11-2005

La selección checa de fútbol fue la última en clasificar para el Mundial 2006, tras derrotar este miércoles en casa a Noruega por 1-0 en el partido de vuelta de la repesca por el campeonato.

Karel Brückner (Foto: CTK)Karel Brückner (Foto: CTK)"Fue una repesca infernal". Con esas palabras calificó el técnico checo Karel Brückner el doble partido contra Noruega. Aunque los checos ganaron dos veces por 1-0, las victorias se consiguieron a duras penas. A pesar de ganar en el lodazal noruego el pasado sábado, al principio del encuentro de este miércoles los checos parecían un poco nerviosos. Los vikingos pudieron borrar la ventaja checa ya en el segundo minuto al producirse un borbollón de jugadores delante de la portería checa.

Pero con el tiempo, los checos se impusieron con su juego ofensivo, teniendo varias ocasiones para marcar. En el minuto 35, Baroš esquivó a dos contrincantes y de su tiro bloqueado por un defensa, Tomás Rosický anotó el único gol de la contienda.

"De seguro es el gol más importante que he marcado, ya que sentenció el partido", indicó el centrocampista del Borussia Dortmund, que tomaba pastillas contra el dolor para poder jugar, y tuvo que ser sustituido en el segundo tiempo.

Después de que se retirase el pequeño Mozart, como le suelen llamar a Rosický, la fuerza ofensiva checa se redujo notablemente. Cuando el equipo checo se hallaba bajo presión, el guardameta Petr Cech demostró que figura entre los mejores porteros del planeta, liquidando varias ocasiones noruegas.

Foto: CTKFoto: CTK"Fue muy importante, porque no pudimos recibir gol para que la situación no se complicara, me alegro de haber podido ayudar a la selección", indicó el número uno del club inglés Chelsea.

Los noruegos necesitaban marcar dos goles, siendo peligrosos hasta el final de la contienda. Cuando el árbitro inglés Poll pitó el fin, tanto los jugadores como los aficionados respiraron con alivio y empezaron a festejar, entre ellos el delantero Milan Baros.

"Sabíamos que tendríamos que luchar duramente por la victoria. Los noruegos demostraron que son peligrosos tanto en casa como afuera, pero creo que merecimos ganar los dos partidos", dijo el goleador checo.

La afición vuelve a celebrar el pase al Mundial tras 16 años. Se prevé que decenas de miles de hinchas apoyarán al equipo checo el próximo año en la vecina Alemania. El sorteo de grupos tiene lugar el 9 de diciembre.

18-11-2005