Václav Klaus es el nuevo presidente de la República Checa

07-03-2003

La República Checa tiene nuevo presidente. Este viernes tomó posesión de la presidencia de la República el ex primer ministro Václav Klaus.

Václav Klaus con su esposa, foto: CTKVáclav Klaus con su esposa, foto: CTK Después de una pausa de más de un mes, causada por profundas discrepancias entre los partidos políticos representados en el Parlamento, Václav Klaus fue elegido presidente de la República tras derrotar al candidato del oficialismo.

Václav Klaus es el décimo presidente de la República Checoslovaca surgida en 1918 tras la disolución de la monarquía austro-húngara. Pero es el segundo de la República Checa independiente, que cambió su mapa tras la partición de Checoslovaquia en 1993.

La toma de posesión se efectuó, según la tradición, en la histórica sala Vladislao del Castillo de Praga.

Con la mano izquierda apoyada sobre la Constitución, Klaus pronunció el juramento presidencial.

Václav Klaus, foto: CTKVáclav Klaus, foto: CTK "Prometo ser fiel a la República Checa. Prometo respetar la Constitución y las leyes. Juro por mi honor que cumpliré mi cargo respondiendo a los intereses de la nación".

Klaus afirmó que quiere ser un presidente activo que contribuirá a incrementar la confianza de la nación checa en las instituciones estatales, en el sistema parlamentario y en la democracia.

"Prometo defender los intereses de la República Checa en la Unión Europea y en el mundo y mantener buenas relaciones con los países vecinos", dijo el nuevo presidente checo y agregó que quiere contribuir también a crear una atmósfera de armonía en la nación checa.

A la ceremonia asistieron unas 600 personas. Además de senadores y diputados, miembros del gobierno y diplomáticos. También estuvo presente el ex presidente, Václav Havel.

Václav Klaus colocó una ofrenda floral al pie del monumento del primer presidente checoslovaco, Tomas Garrigue Masaryk, del que este viernes se cumple el 153 aniversario de su natalicio.

Después de finalizada la ceremonia, la Orquesta de la Guardia del Castillo de Praga interpretó el himno nacional y una batería militar disparó 21 cañonazos de salva desde la colina de Petrin, cercana al Castillo de Praga. Al final, acompañado por el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, el nuevo presidente checo pasó revista a la guardia presidencial.

07-03-2003