Václav Hollar, del grabado a la pintura

22-11-2019

Por primera vez una colección de pinturas del grabador checo del siglo XVII, Václav Hollar es presentada en Praga. Gran parte de las obras fueron prestadas a la Galería Nacional por museos y coleccionistas privadas del Reino Unido, Alemania, Austria y los Países Bajos.

Fuente: Galería Nacional de PragaFuente: Galería Nacional de Praga Václav HollarVáclav Hollar Václav Hollar, considerado uno de los mejores artistas del grabado checos, nació en una familia protestante, por lo que en la época turbulenta de conflictos religiosos durante la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII tuvo que pasar la mayor parte de su vida profesional en el exilio en el extranjero. Pero nunca cortó sus contactos con su patria.

Independientemente de que Hollar se dedicó y alcanzó fama sobre todo por sus grabados, la Galería Nacional de Praga logró reunir por primera vez una colección de alrededor de 300 pinturas de este artista. La muestra, instalada en el Palacio Kinský, en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga, se titula ‘Václav Hollar y el arte de la pintura’, como sostiene la comisaria de la exposición Alena Volrábová.

”Sus pinturas son fácilmente reconocibles. Hollar tenía un típico estilo caracterizado por unas líneas firmes, largas y vivas. Las utilizaba tanto en los proyectos iniciales de sus pinturas, así como al dibujar determinados elementos arquitectónicos. Y en vista de que esas líneas le daban mucha vida a sus pinturas, el artista no necesitaba centrarse en detalles en sus obras”.

Gracias a las pinturas de Hollar se conservaron testimonios del aspecto que tenían por ejemplo Praga y Londres en el siglo XVII. Al artista se le apodaba incluso el ‘diseñador de Londres’, ya que realizó varias obras con vistas panorámicas de la capital inglesa.

Pintura del gato de Václav Hollar, fuente: Galería Nacional de PragaPintura del gato de Václav Hollar, fuente: Galería Nacional de PragaGran parte de las pinturas de Hollar son obras de pocas dimensiones, tanto paisajes como retratos, lo que se debe supuestamente a las frecuentes mudanzas y viajes del artista por varios países de Europa, indica la comisaria Volrábová.

”A Hollar podemos distinguirlo gracias justamente a esa manera típica para él de dibujar el paisaje. No solía reflejarlo a gran distancia y visto desde la altura. Pero no nos dejemos engañar, Hollar era un maestro en cómo lograba adaptar las pinturas para que evocaran la sensación de que uno veía la imagen real de un determinado lugar”.

Forma parte de la exposición un gran mapa que permite a los visitantes hacerse una visión de los lugares donde Hollar había vivido o estado temporalmente y las distancias que tenía que superar en sus viajes, en una época en la que no existían ni aviones, ni tampoco trenes.

A nivel europeo Hollar es considerado uno de los mejores representantes del grabado y de la pintura europea del siglo XVII. Su obra suele ser comparada con la del artista flamenco Joris Hoefnagel, del maestro holandés Rembrandt van Rijn.

A pesar de su fama, Václav Hollar murió en Londres en la pobreza, a la edad de 70 años.

 

La muestra de las pinturas de este artista checo se prolongará en Praga hasta el 23 de febrero de 2020.

El desnudo de una mujer jóven, fuente: Galería Nacional de PragaEl desnudo de una mujer jóven, fuente: Galería Nacional de Praga
22-11-2019