Universitarios compartirán la vivienda con adolescentes de orfanatos

11-04-2016

Ayudar a los adolescentes que crecieron en orfanatos a independizarse y a resolver los problemas cotidianos que ello conlleva es el objetivo del nuevo proyecto Symbios, que prepara la Universidad Masaryk, de Brno. El plan consiste en la convivencia de estudiantes universitarios con adolescentes que han sido educados en centros para niños abandonados.

Foto ilustrativa: Griszka Niewiadomski / FreeImagesFoto ilustrativa: Griszka Niewiadomski / FreeImages A partir del próximo año un grupo de estudiantes de la Universidad Masaryk, de Brno, y otro, integrado por jóvenes que crecieron en orfanatos, compartirán vivienda en siete apartamentos situados en un edificio en el centro de la ciudad. Esto se hará posible en el marco del proyecto Symbios, inspirado en una iniciativa semejante aplicada desde hace seis años con éxito en Viena.

Lo que se persigue es ayudar a los jóvenes que después de alcanzar la mayoría de edad abandonan los orfanatos, a que se adapten pronto, con ayuda de sus coetáneos de familias completas, a la vida cotidiana en una sociedad, según sostiene uno de los autores del proyecto, Bohuslav Binka.

”Queremos brindarles a los adolescentes que abandonan los orfanatos un cierto espacio de transición para que se vayan adaptando de a poco a las nuevas condiciones de vida y que la independización no sea tan brusca. Les ofreceremos además trabajo en una compañía de carácter social, pretendemos abrir un restaurante o cafetería. Además, compartirán la vivienda con estudiantes universitarios, quienes les podrán transmitir cierta experiencia social y ayudarles en la adaptación”.

Foto ilustrativa: Griszka Niewiadomski / FreeImagesFoto ilustrativa: Griszka Niewiadomski / FreeImages Según agregó Binka, el proyecto será igualmente una buena experiencia para los estudiantes universitarios de familias completas, que podrán conocer de cerca los problemas que enfrentan los jóvenes que no han tenido la suerte de vivir en familia.

Los adolescentes que crecieron en orfanatos suelen tener diversos problemas al abandonar esos establecimientos, no tienen conocimientos de la administración de las finanzas, ni tampoco experiencia de cómo hay que pagar el alquiler o de cómo funciona un hogar. La comunicación entre los dos grupos y el intercambio recíproco de su experiencia pueden ayudar al desarrollo de la personalidad y el sentimiento social de ambas partes.

Además de la vivienda, cuyo precio será similar al que se paga en un albergue estudiantil, y a la ayuda de los estudiantes universitarios, los jóvenes huérfanos podrán asistir a cursos y talleres donde adquirirán conocimientos prácticos de cómo, por ejemplo, intentar ingresar en una universidad o buscar empleo.

 Bohuslav Binka, foto: ČT Bohuslav Binka, foto: ČT Para la realización del proyecto, la Universidad Masaryk solicitará una subvención a la Unión Europea, además de que dispone ya de un cierto capital para este fin, reunido en base a una colecta pública, como indica Bohuslav Binka.

”Debemos decir que la opinión pública checa es excelente. Nos hemos dirigido a los ciudadanos a través de una campaña, pidiéndoles ayuda financiera para la realización del proyecto, y hasta el presente hemos reunido casi 4.000 euros. Esto lo tenemos para el comienzo y también queremos pedir una contribución a la Unión Europea”.

Se prevé que los primeros inquilinos de los apartamentos del proyecto Symbios se trasladen a su nuevo hogar a mediados del año 2017. Para ese entonces debería estar acabada la reconstrucción completa del edificio reservado a este fin y situado en el centro de Brno.

11-04-2016