Una cámara ayuda a los padres a seguir el desarrollo de sus hijos en la incubadora

En la República Checa ya existen tres hospitales que ofrecen a los padres la posibilidad de controlar en todo momento a sus hijos prematuros gracias a la ayuda de una cámara.

Foto ilustrativa: Lucie Zemanová, ČRo Foto ilustrativa: Lucie Zemanová, ČRo El hospital Motol, en Praga, comienza a ofrecer a los padres de niños prematuros un servicio gratuito mediante el que, a través de una cámara, pueden ver en directo el estado de su hijo desde su propia casa.

En algunos casos, estos niños deben pasar bastante tiempo en la incubadora, por lo que para sus padres no es posible estar allí continuamente. Además, este seguimiento por cámara es también accesible para algunos familiares del bebé, quienes en algunos casos no viven en la misma ciudad.

Danice, madre de uno de los niños prematuros ingresados en Motol, dijo a la Radiodifusión Checa que está a favor de esta idea.

El hospital Motol, en Praga, foto: Kristýna MakováEl hospital Motol, en Praga, foto: Kristýna Maková “Creo que está bien para la gente que no tiene la posibilidad de estar aquí todo el tiempo con el bebé, o para quienes tienen que venir desde lejos. Yo, por ejemplo, tengo parte de mi familia en Praga, una parte en Šumava y otra en Kladno”.

Sobre el funcionamiento de las cámaras dio algunos detalles más Miloš Černý, director del Departamento de Neonatología del hospital Motol.

“Nos encontramos en una de las habitaciones de cuidados intensivos. Las cámaras no retransmiten sonido, solo imagen. Están colgadas de un brazo movible y se pueden enfocar hacia la cara del paciente. Para las familias no tiene ningún coste porque lo paga todo la Fundación N (organización benéfica dedicada al cuidado de los recién nacidos en Motol)”.

Añade Černý que por ahora transmiten solo una hora al día, pero ya existen planes de ampliar el horario.

Tras sumarse Motol al proyecto, ya existen tres hospitales en la República Checa que cuentan con este servicio. Los otros dos hospitales se encuentran en Olomouc y en Ústí nad Labem.

Como señala el director del Departamento de Neonatología en el hospital Masaryk de Ústí nad Labem, Petr Janec, existe mucho interés por parte de los padres en usar este tipo de seguimiento.

“Por nuestra unidad de cuidados intensivos pasan cada año unos 100 niños que pesan menos de 1500 gramos. De ellos, los padres muestran interés en usar las cámaras en unos 75 casos. Retransmitimos las 24 horas, aunque por razones éticas hay algunas excepciones donde apagamos la cámara“.

En Chequia, el hospital pionero en este idea fue el de Olomouc, donde el sistema de seguimiento se lleva usando cinco años. En el hospital Masaryk de Ústí ya son dos los años que han pasado desde que decidieron poner cámaras en las incubadoras. Con la reciente incorporación de Motol, es probable que la idea siga propagándose.