Una buena oportunidad para estudiantes mexicanos

10-06-2003

Adquirir experiencias a nivel internacional, incursionar en la historia, música, artes plásticas o temas como son la integración o los medios de comunicación de la República Checa, vivir y descubrir un país en el centro de Europa. Éste es el objetivo de los cursos de un mes de duración que la Universidad Carolina de Praga ofrece a los estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey de México. Radio Praga conversó con su profesor, Roberto Domínguez.

¿Desde hace cuánto tiempo existe la cooperación entre el Instituto Tecnológico de Monterrey y la Universidad Carolina de Praga?

"Este proyecto empezó en el año 1999 y el primer curso que se dio aquí fue en el año 2000".

¿Y cómo surgió esta iniciativa?

"La iniciativa fue de un profesor, que desafortunadamente ya no está con nosotros, el maestro Pedro Trebiño quien fue la persona que trabajó para lograr el convenio entre la Carolina. El Tec tiene una serie de materias en la currícula de los alumnos en las que deben estudiar diferentes perspectivas de política, economía, historia, de arte... Y entonces se busca en diferentes partes del mundo universidades que puedan dar esos cursos en los planes semestrales. Se escogió a la Universidad Carolina por el prestigio y sobre todo por un interés muy personal del director del programa en ese momento para trabajar con universidad".

¿Qué motiva a los estudiantes para venir a Praga, al centro de Europa, a estudiar en un país tan pequeño?

"Es una situación doble. Primero porque es una situación privilegiada estar en el centro de Europa. Es muy fácil para ellos el acceso, además de la obvia belleza de la ciudad. También el interés de una República como la Checa que ha pasado a lo largo de transformaciones en los años recientes. Y obviamente los ojos de México están puestos mucho en la República Checa en términos de inversión posible mexicana aquí o de aquí allá, eso por una parte. Y después también, creo, el interés de conocer un aspecto distinto al que un turista normal no puede acceder. Es el interés del Tec ofrecer ese tipo de ciudades inquietantes para los alumnos, aunque hay una aparente barrera en el idioma hay muchos elementos en común con ellos".

¿Vienen los estudiantes con algunos conocimientos previos sobre el país?

"Tienen, creo yo, una base muy general, la que se les da a cualquier estudiante en México. No es demasiado puntual, específicamente en el trayecto de los últimos diez años la educación de la historia, sobre todo de la de Europa del Centro, es muy vaga. Entonces no creo que tengan idea muy precisa y es justamente parte del programa, vienen y es como descubrirlo todo, ¿no? Un lugar que no existía antes para ellos y de repente está aquí toda completa la ciudad".

10-06-2003