Un software checo ayudará a la Interpol contra el tráfico de drogas

03-04-2019

Por primera vez en la historia la Interpol usará un software de producción exclusivamente checa para combatir el tráfico de drogas a nivel internacional.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Un programa checo llamado Relief comenzará a ser utilizado por la Interpol en su lucha contra el tráfico internacional de drogas. Este software ha sido desarrollado mediante una colaboración entre la Central Nacional Antidrogas, el Instituto de Criminología y la Presidencia Policial.

La idea, aunque aparentemente sencilla, es innovadora y puede suponer un gran avance para combatir el tráfico de drogas.

Su funcionamiento se basa en el análisis de los llamados “ladrillos“ de droga mediante el programa Relief, que tiene la capacidad de identificar con qué máquinas se ha prensado la droga, ya que las distintas máquinas dejan sus propias huellas en los paquetes.

Sobre el sistema Relief dio algunos detalles más a la Televisión Checa uno de los autores del programa, el teniente coronel de la Policía Vladimír Táborský.

“Este software es capaz de buscar automáticamente esos trazos irregulares en la superficie de los paquetes, esos relieves, que es la razón por la que lo llamamos proyecto Relief. Entonces, puede comparar los trazos de forma automática y avisar a policías de todo el mundo de que aquí hay una coincidencia“.

Por lo tanto, si por ejemplo se distribuyeran por Europa paquetes que tienen un mismo origen, la Policía en los distintos países podría reconocer esta conexión gracias al uso de este programa checo.

Esta colaboración incrementa el prestigio de la República Checa dentro de la Interpol, y como apuntó el presidente de la Policía para la Televisión pública, Jan Švejdar, es un honor hacer un aporte de esta magnitud. De hecho, acudió él personalmente a Lyon para llevar a cabo la entrega del software.

Jan Švejdar, foto: Policie ČRJan Švejdar, foto: Policie ČR “Esto es un gran honor para la Policía de la República Checa. Como miembros de la Interpol, somos quizás el primer país que ha aportado algo similar“.

Desde el departamento de Interpol encargado de la persecución de redes criminales señalaron que este programa ofrece nuevas vías de investigación policial con las que antes no se contaban.

El secretario general de Interpol, Jürgen Stock, insistió en que la lucha contra las drogas es un problema global que como tal debe ser enfrentado con ayuda de toda la comunidad internacional.

“El tráfico de drogas es una amenaza global, participan en él organizaciones criminales supranacionales y necesita una respuesta global. Eso es lo que hace Interpol“.

Además de los problemas de salud que derivan de este problema, el tráfico de drogas es una de las principales fuentes de financiación del terrorismo, y los traficantes encuentran continuamente nuevas vías para introducir heroína, cocaína y otras drogas sintéticas en Europa, que es uno de los principales mercados.

Por este motivo, la Interpol busca mejorar la eficacia de la colaboración internacional a la hora de desarticular estas redes criminales. Un objetivo al que ayudará en gran medida esta aportación checa.

03-04-2019