Un registro electrónico de transacciones luchará en Chequia contra la fuga de impuestos

17-03-2016

El Parlamento checo ha aprobado la puesta en marcha del Registro Electrónico de Transacciones, un sistema que hará que todas las ventas al público queden evidenciadas automáticamente por el Ministerio de Finanzas. Se espera que se reduzca así la evasión fiscal a la hora de pagar el IVA.

Andrej Babiš, Foto: ČTKAndrej Babiš, Foto: ČTK Tras el visto bueno del Senado y tras dos años de discusiones, la polémica ley que establece el Registro Electrónico de Transacciones es ya una realidad en la República Checa. Los empresarios y trabajadores autónomos a los que se aplique la ley tendrán que evidenciar sus ingresos en un dispositivo electrónico conectado a un registro central. Cada transacción tendrá un número único, podrá ser consultada a través de Internet y, lo más importante, impedirá que se incumpla la obligación de pagar el IVA.

Hasta el momento cuando se vende un producto o realiza un servicio, basta con entregar al cliente un recibo. Esto facilita que después se declaren a Hacienda unos ingresos menores de los reales.

Petr Vícha, foto: Archivo de ČSSDPetr Vícha, foto: Archivo de ČSSD El Gobierno destaca que a partir de ahora los comerciantes honrados dejarán de sufrir la competencia de los que evaden impuestos, como comentó el líder de los senadores socialdemócratas, Petr Vícha.

“Tiene que existir un sistema que obligue a los menos honrados a pagar impuestos, para que no se vean favorecidos frente a los empresarios que sí hacen las cosas como se debe”.

El nuevo sistema se aplicará a unos 600.000 empresarios y cuentapropistas, y se espera que conlleve un aumento de recaudación de aproximadamente 270 millones de euros más al año. El registro, una adaptación del usado en Croacia, funciona ya en Italia, Austria, Eslovaquia y Alemania.

Veronika Vrecionová, foto: Šárka Ševčíková, ČRoVeronika Vrecionová, foto: Šárka Ševčíková, ČRo La oposición de derechas se ha mostrado sin embargo desde el principio en contra del Registro, al considerar que las ventajas que acarrea son mínimas en comparación con el aumento de obligaciones que sufrirán los comerciantes. En la República Checa el grueso de las evasiones fiscales son realizadas por otros colectivos, asegura Veronika Vrecionová, del Partido Cívico Democrático.

“En el segmento de los pequeños y medianos empresarios se realiza solo el 7% de las evasiones fiscales, el 93% restante tiene lugar en las grandes empresas. Este gran y costoso sistema es totalmente desproporcionado si tenemos en cuenta contra quién interviene. Persigue solo a los que son decentes”.

Foto: ČTKFoto: ČTK La ley también ha dividido al Gobierno. Todos los diputados del democristiano Partido Popular, uno de los socios de la Coalición gobernante, han votado en contra. La oposición cuenta además con llevar la medida al Tribunal Constitucional cuando entre en vigor, en noviembre de este año.

En una primera fase, el Registro será de uso obligatorio para los establecimientos de alimentación, como los restaurantes, que comprende a unos 60.000 empresarios. Estos tendrán como compensación una reducción del IVA del 21 al 15%. En primavera de 2017 será el turno de los comercios al por menor y al por mayor, que agrupan a unas 250.000 personas. Un año más tarde se conectarán al sistema los profesionales liberales y las empresas de transporte y actividades agrícolas. Finalmente en verano de 2018 lo harán los artesanos y las manufacturas.

17-03-2016