Un rayito de sol mexicano para paliar el invierno checo

22-02-2012

La artista mexicana Laurelena Rodríguez, que ya lleva un par de años radicada en Praga, acaba de inaugurar una nueva exposición, titulada ‘Un Rayito de Sol’. La idea es compartir el calor y los colores de su tierra con sus amigos, tanto latinos como checos y de otras nacionalidades, y el público en general, para que todos puedan aguantar hasta que se acabe el invierno.

Inauguración de la exposiciónInauguración de la exposición El Café Marathon, ubicado en el centro de Praga, a pocos pasos de la Plaza de Carlos, se llenó de luz y calor mexicanos la noche del viernes, en la inauguración de la exposición ‘Un Rayito de Sol’, que puede visitarse hasta mediados de marzo.

Se trata de una exhortación metafórica al invierno checo, para que deje pronto paso a la bendita primavera. Y también una oportunidad para invitar a los amigos de la artista, tanto checos como latinos y extranjeros, y a los tertulianos que habitualmente concurren a este popular café. Para que todos se reúnan en torno a los colores mágicos y exuberantes de México, como explica la misma Laurelena Rodríguez.

Laurelena Rodríguez y su maridoLaurelena Rodríguez y su marido “Pues es una serie de imágenes. Como lo explicaba en la exposición, el invierno aquí en Praga es muy frío y es un poquito sombrío, la gente está un poquito deprimida, decaída porque no tiene luz, no tiene colores. Entonces yo trato, con mis imágenes, de buscar el lado positivo y mostrar la luz, el sol. También me sirve a mí para yo tener el sol, pero a la vez también compartirlo con otras personas”.

Si bien Laurelena, cuando decidió radicarse en Praga por amor, trajo consigo parte de su obra, el grueso de lo expuesto en ‘Un Rayito de Sol’ son trabajos recientes, creados bajo el influjo torrencial de Praga.

‘Un Rayito de Sol’‘Un Rayito de Sol’ “Los cuadros son de mitad del año pasado, más o menos, a principios de este año, estamos trabajando con estas imágenes. He ido evolucionando porque cada vivencia te va nutriendo y todo lo que va pasando en la vida te va dando otros enfoques. En un principio me faltaba mucho la comida, y mucho las tradiciones mexicanas, y eso es lo primero que busqué, con las ‘Fiestas Picantes’, mi anterior expoosición, y ahora me hace falta el sol. Pero lo bueno es que lo busco de una forma positiva, de una forma que no es la nostalgia, y ponerlo todo triste, todo negro, porque me falta, si no buscar el lado positivo y agradable para que a la gente también sea algo que le llene de energía”.

La exposición ‘Un Rayito de Sol’ ha sido posible gracias a la intermediación de la galería Latin Art, muy activa últimamente, agrega la artista.

Laurelena Rodríguez y Katerina BohacLaurelena Rodríguez y Katerina Bohac “Bueno, esta exposición fue algo muy rápido, ya tengo planeadas para este año cuatro exposiciones más y ahorita hubo la oportunidad con Katerina Bohac y su galería Latin Art, que estuvieron exponiendo aquí antes. Me dijeron: ‘¿Sabes qué? Ahorita va haber un período que se puede ocupar’, si podía exponer. Entonces todo esto se vino muy rápido y todo se está viniendo como rápido y bueno”.

Próximamente Laurelena mostrará sus coloridos trabajos, inspirados en su México natal, en la taquería El Paisa, recientemente inaugurada en Praga, ya que sus pinturas se llevan muy bien con la comida de su país. Y la idea es llevar también ‘Un Rayito de Sol’ a provincias, sostiene, siempre sonriendo, Laurelena Rodríguez.

Fotos: Archivo de Laurelena Rodríguez

22-02-2012