Un político del Partido Pirata asume la alcaldía de Praga

La capital de la República Checa ha elegido un nuevo alcalde, Zdeněk Hřib del Partido Pirata.

Zdeněk Hřib, foto:  ČTK/Kamaryt Michal Zdeněk Hřib, foto: ČTK/Kamaryt Michal El nuevo alcalde de Praga será Zdeněk Hřib, miembro del Partido Pirata. En esto se pusieron de acuerdo los representantes de la nueva coalición, formada por el Partido Pirata, el movimiento cívico Praha Sobě y la agrupación de varios partidos Fuerzas Unidas por Praga. La coalición tendrá una fuerte mayoría de votos en el Ayuntamiento, un 39 del total de 65 candidatos.

Zdeněk Hřib y Jan Čižinský, foto: ČTK/Deml Ondřej Zdeněk Hřib y Jan Čižinský, foto: ČTK/Deml Ondřej Sin embargo, los líderes de los movimientos Praha Sobě y Fuerzas Unidas no ocuparán puestos en el Ayuntamiento de Praga. Jan Čižinský, alcalde de Praga 7 y a la vez líder del movimiento Praha Sobě, explica por qué no asumirá la función de consejero.

“El objetivo de Praha Sobě, y mi objetivo personal, fue posibilitar un cambio en Praga. Y creo que lo hemos hecho. Nuestro equipo obtuvo un 55% de los votos en Praga. Asumiré la responsabilidad de mi función, es decir, seguiré siendo el alcalde de Praga 7”.

Entre los consejeros de Praga no estará ni el líder del movimiento Fuerzas Unidas por Praga, Jiří Pospíšil. Dijo que cedería las responsabilidades a expertos y seguiría representando a su movimiento cívico, igual que Čižinský. Ambos políticos destacaron que querían que los puestos en el Ayuntamiento fueran asumidos por especialistas en diversos sectores.

Zdeněk Hřib, foto:  ČTK/Kamaryt MichalZdeněk Hřib, foto: ČTK/Kamaryt Michal “Fue una decisión difícil. Al final nos pusimos de acuerdo en que continuaríamos asumiendo nuestras funciones actuales. En cualquier caso, no estamos abandonando la escena política de Praga. Debido a los encargos profesionales que la coalición ha adquirido, ahora tenemos mejores candidatos para el Ayuntamiento. Queremos que los puestos sean ocupados por expertos en los correspondientes campos”.

Tanto Čižinský como Pospíšil originalmente aspiraban al puesto de alcalde de Praga, que ahora será ocupado por Zdeněk Hřib.

Zdeněk Hřib, de 37 años, es un político relativamente nuevo en la escena. Estudió medicina, pero nunca llegó a ser doctor. Es el director de una empresa comunitaria, que entre otras cosas desarrolla aplicaciones de la red, por ejemplo para hospitales o compañías de seguro. Al mismo tiempo es miembro de la junta directiva de la aseguradora médica VZP. Fue la sanidad pública lo que lo llevó a la política en el año 2013, afirma Hřib.

Jiří Pospíšil, foto: Kristýna Hladíková, ČRoJiří Pospíšil, foto: Kristýna Hladíková, ČRo “La medicina ofrecía una buena base para el futuro, pero algo me faltaba. Más tarde comencé a trabajar como supervisor en el sector de la salud”.

Algunos miembros de la coalición han criticado que Hřib no tenía suficiente experiencia en la política. Nunca ocupó una función que fuera elegida por los ciudadanos. Sin embargo, al consejo de la aseguradora médica VZP lo eligieron parlamentarios, y Hřib dice que tiene experiencia en la política comunal.

“Por ejemplo, ayudé a salvar el Hospital de Francisco en Praga. Gracias a mis oficios anteriores tengo experiencia con los contratos públicos y el proceso de contratación”.

En el pasado Hřib criticó la manera en la que el Ministerio de Salud introdujo las recetas electrónicas. Se opone a que sea obligatorio emitirlas.