Un nuevo restaurante de tapas españolas abre sus puertas en Praga

09-10-2013

El restaurante de cocina italiana Pepenero situado en el corazón de la capital checa, extiende su oferta a las tradicionales delicias españolas. El proyecto Pepe Tapas nació como respuesta a la demanda de los clientes.

El restaurante Pepenero, foto: Dominika BernáthováEl restaurante Pepenero, foto: Dominika Bernáthová Los amantes de la comida española tienen un nuevo punto de encuentro en la capital checa. El restaurante Pepenero inauguró este martes su nuevo concepto de la tradicional gastronomía española bajo el nombre Pepe Tapas. Uno de los motivos de la puesta en marcha de este proyecto demuestra el creciente gusto de los checos por la comida española. El propietario del restaurante, Alberto Capón, amplía la información.

“El proyecto nace por pasión personal de poder hacer alguna oferta gastronómica española, pero posteriormente por los propios clientes que fueron un poquito empujándonos por qué no abrir una oferta de restauración española por parte nuestra. Y así fue. Lo pudimos abrir por el clamor de la gente que solicitaba este tipo de cultura gastronómica”.

Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová El variado menú de tapas frías y calientes, segundos y postres ofrece a los clientes un recorrido gastronómico por lo más auténtico de España. Todo tipo de paellas, pulpo a la gallega, mariscos, pescado, jamón de jabugo, salchichones, cecina de León, anchoas, chuletones típicos de la zona norte de España y crema catalana son unos de los platos destacados de la oferta del restaurante. La mayoría de los ingredientes son de orígen español. Sin embargo, el concepto del restaurante no evita la experimentación adaptando en ocasiones elementos típicos de la gastronomía checa, según comenta el propietario.

Alberto Capón, foto: Dominika BernáthováAlberto Capón, foto: Dominika Bernáthová “Hemos hecho veladas invitando a cocineros checos. Hemos tenido platos fusionados y vamos a ir por allí“.

Alberto Capón, natural de Barcelona, es ingeniero industrial y tras 15 años de trabajo en el sector de la industria eléctrica, tuvo la oportunidad de descubrir el mundo de la hostelería en un restaurante de comida rápida donde trabajó durante otros 15 años. La curiosidad de conocer al cliente de una manera más personal le empujó a poner en marcha su propio proyecto gastronómico más tradicional. Al principio se planteó abrir un restaurante de una franquicia española en Alemania o Austria, sin embargo, las circunstancias le llevaron a establecerse en la República Checa.

“Como entre Alemania y Austria el punto medio era la República Checa, vine aquí y estaba viendo todos los sitios. Por circunstancias de la vida, me gustó Praga y en lugar de abrir una franquicia, decidimos abrir nuestro propio proyecto”.

David Díaz, foto: Dominika BernáthováDavid Díaz, foto: Dominika Bernáthová Según Alberto Capón, el punto más fuerte de su concepto gastronómico son dos cocineros españoles, David Díaz y José Santoja, cuya larga experiencia y empeño llevan los platos a la perfección. Según agregó el propietario del restaurante, sin ellos hubiera sido imposible realizar este proyecto.

Uno de los cocineros, David Díaz, lleva 15 años de carrera profesional y tras conocer en Valencia a su novia checa, decidió establecerse con ella en Chequia. Según nos cuenta, disfruta mucho de su actual trabajo.

Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová “Me gusta la gente, el ambiente y que estoy cocinando para ellos para que conozcan mi cocina. Hay mucho interés porque es algo diferente. Ya conocemos mucho el concepto italiano y los otros conceptos que se conocen aquí. El español no está tan visto, y el tapeo es una cosa que quiero que tenga empuje a partir de ahora”.

A la apertura del restaurante acudieron muchas personas tanto de orígen hispano como checo. El evento no se lo perdieron tampoco algunos personajes del mundo de la música, entre ellos, DJ Uwa, que tiene una estrecha relación con la gastronomía española, ya que a menudo pincha en España.

Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová“Creo que la cocina española tiene un futuro aquí, solamente hay que empujar. Mucha gente teme a la comida española, porque no la conoce”.

A parte de la buena comida, el restaurante situado en cerca de la Plaza de la Ciudad Vieja, se plantea preparar también eventos culturales como veladas de guitarra y flamenco. Dado que el restaurante nació atendiendo a la petición de la gente, por ese mismo camino se dirigirá también su programa cultural.

09-10-2013