Un nuevo medicamento checo crea inmunidad contra el cáncer

12-05-2005

Científicos checos han desarrollado un nuevo medicamento contra algunos tipos de cáncer. El preparado destruye únicamente el tumor sin atacar las células sanas ni perjudicar el sistema de inmunidad del paciente.

Los científicos del Instituto Microbiológico de la Academia de Ciencias checa han entrado en la fase final del desarrollo del medicamento que podría curar en el futuro, por ejemplo, el cáncer de mama. El medicamento se someterá ahora a rigurosos estudios clínicos, en los que se testeará en voluntarios humanos. Los resultados de los exámenes llevados a cabo en animales son prometedores. El medicamento eliminó los tumores de ganglios linfáticos, de intestino grueso y recto y leucemia que fueron aplicados a ratones. Además, creó en su organismo inmunidad contra el cáncer, explicó Blanka Ríhová, del Instituto Microbiológico de la Academia de Ciencias.

"Cuando al cabo de medio año, digamos, volvemos a inyectar a estos ratones el tumor, no tenemos que someterles a tratamiento y en la mayoría de ellos el tumor no se desarrollará nunca más".

El nuevo medicamento checo consiste en unas moléculas que viajan por la sangre, encuentran la célula cancerosa, penetran en ella y la matan. De transportar este medicamento se encarga un polímero diminuto, sustancia sintética especial, que se expulsa fácilmente por los riñones, así que no existe el peligro de que se acumule en el organismo.

En los estudios clínicos finales del nuevo medicamento contra el cáncer participará la empresa farmacéutica Zentiva, que a la vez debe proyectar la fabricación del medicamento en grandes cantidades. Los científicos del Instituto Microbiológico de la Academia de Ciencias saben producirlo sólo en gramos. Si todo va bien, el medicamento revolucionario contra el cáncer aparecerá en las farmacias dentro de siete o nueve años.

12-05-2005