Un mapa electrónico prevendrá la delincuencia en Chequia

10-10-2013

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha los preparativos de un mapa electrónico que reflejará los casos de delincuencia en la República Checa. El objetivo de este proyecto no es solamente advertir sobre los delitos cometidos, sino también llegar a pronosticarlos.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Un mapa electrónico basado en los datos estadísticos sobre lugares donde se cometen delitos, su número, tipo y otra información de relevancia. Este es el proyecto puesto en marcha por el Ministerio del Interior para facilitar a la Policía checa la prevención de la criminalidad, al permitirle controlar con más frecuencia las localidades con mayor tasa de delincuencia.

Entre otros lugares, este proyecto funciona con éxito en la ciudad estadounidense de Santa Cruz, donde se implantó hace dos años. Los agentes controlan más a menudo las localidades en las que, partiendo de datos estadísticos, hay más probabilidad de actividad criminal.

George Mohler, foto: Archivo de Universidad de Santa ClaraGeorge Mohler, foto: Archivo de Universidad de Santa Clara El sistema empleado se basa en modelos para pronosticar terremotos y es capaz de predecir no solo el lugar, sino también la hora del delito. El autor del proyecto, el matemático estadounidense George Mohler, explica otros datos estadísticos en los que también se basa este sistema.

“Sabíamos qué sistema estábamos buscando. Por ejemplo, muchos ladrones suelen volver al lugar del crimen tan solo dos semanas después de cometerlo”.

La Policía checa ya se ha encargado de crear mapas de delincuencia que incluyen el lugar y la hora exactos del crimen. Para el futuro se planea añadir a todos los casos delictivos incorporados en el mapa también las coordenadas GPS y los nombres y datos personales de los delincuentes. El proyecto se encuentra en la República Checa en fase piloto y actualmente se está probando en cuatro ciudades. Su puesta en marcha está prevista para el año 2016.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Por su parte, hoy día la Policía checa ya utiliza las estadísticas de crímenes para luchar contra la delincuencia. De acuerdo con los datos actuales, el ranking de robos lo encabeza la capital checa con más de 40.000 casos anuales de los que solamente el 7% llega a ser aclarado. Le sigue la ciudad de Ostrava, en Moravia del Norte, que también se sitúa en segundo lugar en cuanto a crímenes violentos. En este tipo de delitos Praga casi dobla a Ostrava, con más de 2.200 casos.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La Policía alerta por otro lado que cada vez se producen más robos en las áreas de servicio y gasolineras de las autopistas checas. Las sustracciones se cometen con más frecuencia en la D1, que enlaza las dos ciudades más grandes del país, Praga y Brno. La Policía advierte a los ciudadanos a que al abandonar su coche controlen que esté bien cerrado, ya que uno de los trucos recientemente puestos en práctica por los ladrones es impedir el cierre del vehículo con un control remoto que interrumpe la señal del mando a distancia del conductor. En un tramo de tan solo 34 kilómetros de la autopista D1 la Policía checa investiga anualmente 100 casos de robo, de los que consigue resolver un 60%.

10-10-2013