Un gran número de empresas checas no tiene aire acondicionado para sus empleados

Casi el 60% de las empresas checas no disponen de sistemas de climatización para sus trabajadores.

Foto: Skitterphoto / CC0 / PixabayFoto: Skitterphoto / CC0 / Pixabay Con la llegada del verano y debido a la subida de las temperaturas, muchos empleados tienen que hacer frente a condiciones de trabajo más incómodas si su empresa no dispone de aire acondicionado.

En la República Checa, según un estudio llevado a cabo por el banco ČSOB, solo alrededor del 40% de las empresas tiene aire acondicionado. Esto se debe, principalmente, a que destinan sus inversiones a otros propósitos, como explica para la Radiodifusión Checa el portavoz de ČSOB, Patrik Madle.

“Las empresas a menudo están en espacios que necesitarían una reconstrucción para instalar la climatización. Además supondría más costes de funcionamiento. Por eso es normal que den preferencia a invertir más dinero en ampliar su nivel de competitividad“.

Pero si el edificio tiene climatización o no, no es el único punto importante, pues es frecuente que incluso en entornos de trabajo que disponen de aire acondicionado, los trabajadores prefieran abrir las ventanas. Así lo confirma Jana Kučerová, de la compañía EURAMCO, que se dedica a administrar espacios de oficinas.

“Por nuestra propia experiencia, sabemos que los clientes que buscan un edificio de oficinas preguntan frecuentemente por la posibilidad de abrir las ventanas. Y eso incluso cuando nuestro edificio tiene ventilación pasiva, lo que significa que es mejor que las ventanas se queden cerradas. Aún así, los clientes quieren poder abrir las ventanas“.

Otro factor a tener en cuenta es el control de la temperatura. Como advierte Petr Houska, jefe de proyectos de la compañía Skanska Property Czech Republic, se puede ahorrar energía si se utilizan correctamente los sistemas de climatización.

“Todos los edificios que construimos no disponen de ventanas que se puedan abrir. Y esto se debe a una razón: cuanto menos dejes a los usuarios modificar el sistema, más efectivo será“.

En el otro extremo tenemos entornos donde el aire está demasiado frío y puede incluso suponer un problema de salud para los empleados, pero según Houska, en los edificios modernos la climatización funciona de tal manera que es posible evitar este inconveniente.