Un gol ridículo desilusiona al Pilsen frente al CSKA en la Champions

03-10-2013

Un tremendo error del guardameta Matúš Kozáčik tumbó las posibilidades del Pilsen de lograr un buen resultado frente al CSKA Moscú en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Los cerveceros cayeron en Rusia por 2-3 y son colistas del grupo D sin un solo punto.

Foto: ČTKFoto: ČTK Un error cómico que habitualmente se puede ver solo en las canchas de fútbol infantiles sucedió este miércoles en la máxima competición europea por clubes.

En el minuto 78 del choque entre el CSKA Moscú y el Pilsen, el defensa checo Řezník cedió atrás un pase ligero a ras de suelo al guardameta Kozáčik, que levantó el pie para controlar el balón, pero el cuero se le escapó por debajo de la suela y rodó despacito a la meta. En ese momento, el CSKA aumentó distancias en 3-1 y el gol tonto dejó perplejos a los checos que estaban buscando el empate.

Daniel Kolář, Keisuke Honda y Milan Petržela, foto: ČTKDaniel Kolář, Keisuke Honda y Milan Petržela, foto: ČTK El arquero del Pilsen se arrepintió, aunque trató de olvidar la jugada decisiva nada más terminar el choque.

“Pues, es una pena, hubo un error. El balón giró un poco en el césped de manera que se me escapó por debajo del pie. Pero la vida continúa, ocurren errores peores. ¿Qué le vamos a hacer? Vamos a jugar otros partidos, así que hay que olvidarlo”, expresó.

Aunque Kozáčik se convirtió en la triste figura de la contienda, el entrenador del Pilsen, Pavel Vrba, no le echó la culpa solo al portero por la derrota sufrida en Rusia.

Pavel Vrba y Pavel Horváth, foto: ČTKPavel Vrba y Pavel Horváth, foto: ČTK “Eso puede pasar, aunque la verdad es que sucedió en el momento menos oportuno. Fue un error grave, pero igualmente podría enfadarme con otros jugadores como Hořava, Hubník o Bakoš, por haber cometido otros errores durante el partido. Los fallos forman parte del fútbol, pero debemos darnos cuenta de que a este nivel un error parecido define el resultado”, dijo.

El Pilsen entró de manera fantástica en el partido, jugado en San Petersburgo, debido al mal estado de la cancha del CSKA Moscú. Rajtoral abrió la cuenta en el minuto 4 al rematar un tiro de Petržela rechazado por uno de los defensas. Los cerveceros se crearon luego dos claras ocasiones para aumentar distancias, pero ni Kolář ni Bakoš lograron empujar el balón en la red.

Zoran Tosic y Radim Řezník, foto: ČTKZoran Tosic y Radim Řezník, foto: ČTK Por el contrario, los rusos remontaron antes del descanso al materializar dos contragolpes rápidos con las dianas de Tosic y Honda.

Como el CSKA no logró aumentar distancias a comienzos de la segunda parte al estrellar Musa el balón en el palo, los checos se pusieron a buscar con insistencia el empate, pero Kolář y Petržela fallaron en buenas posiciones frente a la puerta contraria.

“El CSKA fue un contrincante al que seguramente pudimos robar puntos. Nos salió el comienzo del partido cuando nos adelantamos en el marcador, después tiramos dos ocasiones claras y el contrincante castigó nuestros errores en la defensa”, comentó Vrba.

Foto: ČTKFoto: ČTK En los descuentos, Bakoš solo pudo maquillar el resultado de cabeza dejando el marcador en 2-3, lo que significa que los cerveceros quedan a la zaga del grupo D, sin un solo punto.

En la próxima jornada, el 23 de octubre, los checos se enfrentarán, a domicilio, al Bayern de Múnich que encabeza la clasificación, con seis puntos, tras triunfar este miércoles en la cancha del Manchester City por 3-1.

03-10-2013