Un dron para cazar drones peligrosos

20-06-2019

Investigadores checos han desarrollado un dron cuya labor será cazar a drones que puedan suponer un peligro para la seguridad en lugares como aeropuertos o estadios.

Foto: FEL ČVUTFoto: FEL ČVUT El uso de drones está cada vez más instalado en la sociedad, y como sucede con cada nueva tecnología, puede usarse para el bien o para el mal.

Numerosos especialistas señalan que el uso irresponsable de estos aparatos, o directamente su uso con la intención de cometer atentados, es una de las nuevas amenazas que los estados deberían tener en cuenta.

Situaciones como que un dron cruce el espacio aéreo de un aeropuerto o que caiga en un espacio lleno de gente podrían traer algunos problemas. Es por este motivo que investigadores de la Universidad Técnica de Praga han desarrollado un dron especializado en capturar otros drones.

El nuevo aparato recuerda a un helicóptero, y posee ocho brazos de carbono que tienen una hélice al final.

Como apuntó para la Radiodifusión Checa Tomáš Báča, quien participó en la elaboración del software, este modelo ofrece una solución nueva a la caza de drones, ya que además de ser capaz de seguirlos en el aire, lanza una red que evita que el dron capturado caiga al suelo y dañe a alguien.

“Lo más difícil es que se nos presenta un problema nuevo. La mayoría de los drones actuales no están preparados para seguir objetos pequeños. Los que son capaces de seguir pueden hacerlo normalmente con una persona que está caminando en el suelo. Entonces es difícil hacer que un dron siga a otro dron y, como en nuestro caso, que sea capaz de lanzarle una red para atraparlo”.

Otro de los autores del proyecto, Martin Saska, explicó con detalle cómo funciona este original sistema.

“Nuestro helicóptero se acerca, lanza una red y caza al objetivo. Este permanece colgando del helicóptero, entonces no daña a nadie, no cae a la tierra, a un coche que pasa o algo así, lo que es una gran ventaja respecto a otras soluciones. También sabe volver de forma segura a la base, o volar lejos a una distancia segura y aterrizar donde no haya nadie. Después se puede analizar si en el objeto cazado no hay una bomba o algo peligroso”.

Este helicóptero se inspira en lo que ya venían haciendo muchos aeropuertos, donde se utilizan algunas especies de pájaros amaestrados para cazar drones al vuelo.

Actualmente, los creadores de este prototipo mantienen negociaciones con el aeropuerto de Praga y con el Servicio de Prisiones para implementar su uso. El tema también ha llamado la atención de los militares. Según Jiří Protiva, director del Instituto Técnico Militar, los gobiernos deberían actualizar la legislación al respecto.

“Nosotros, como Instituto Técnico Militar, intentamos colaborar con la Administración del Tráfico Aéreo y con la Oficina de Vuelo Civil para anticipar estos problemas, y también intentamos a través de los debates parlamentarios que se resuelva una legislación para que los encargados de proteger unos terrenos concretos puedan utilizar este tipo de soluciones”.

De hecho, el principal obstáculo a nivel institucional para implementarlo se encuentra en la desactualización de las leyes en lo que se refiere a este tipo de avances tecnológicos.

Por el momento, desde la industria militar ya han llegado algunas ofertas para que este modelo desarrolle características más ofensivas, sin embargo, sus desarrolladores señalan que tienen unos límites éticos y quieren que la principal función de este proyecto sea la defensa.

20-06-2019