Un cráter surge en la carretera principal hacia el aeropuerto de Praga

09-07-2012

Un cráter de cuatro metros de longitud por cinco metros de profundidad surgió este domingo en la Avenida Evropská de Praga que comunica el centro con el aeropuerto internacional. Se especula que las lluvias torrenciales o la ampliación de la línea A de metro capitalino provocaron el hundimiento de la carretera. Por suerte, no hubo heridos que lamentar.

Bohuslav SvobodaBohuslav Svoboda Según los expertos, todo indica que las lluvias torrenciales, que azotaron recientemente el país, provocaron este domingo el hundimiento de una de las vías de la Avenida Evropská, una de las más concurridas de Praga.

El cráter surgió probablemente debido a una cavidad que se encontraba debajo de la carretera, dijo el Alcalde Mayor de Praga, Bohuslav Svoboda.

“Por lo visto, una cavidad se encontraba durante años en el subsuelo. Y ahora debido a las lluvias torrenciales, entró allí mucha agua que provocó un derrumbe del subsuelo y la posterior rotura de la carretera. Pero se trató de una cavidad que no estaba comunicada con los alrededores”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Inmediatamente después del incidente surgieron las especulaciones de que el hundimiento de la carretera fue producido por la construcción de la ampliación de la línea A que pasa por debajo de la Avenida Evropská. La máquina excavadora de la empresa Metrostav, encargada de las obras, se encuentra ahora a una profundidad de 12 metros debajo del lugar donde surgió el foso.

La dirección de la empresa rechazó rotundamente toda acusación de que las obras relacionadas con el metro provocaran el hundimiento.

En 2010, la tierra se hundió cerca del Ministerio de Cultura, foto: ČT 24En 2010, la tierra se hundió cerca del Ministerio de Cultura, foto: ČT 24 Pero sus declaraciones no suenan tan convincentes en vista de que no es la primera vez que la empresa hace frente a acusaciones parecidas. En el pasado, tres fosos grandes han surgido en los lugares donde Metrostav estaba excavando el nuevo complejo de túneles Blanka. En 2010, la tierra se hundió cerca del Ministerio de Cultura, con sede en Praga 6, surgiendo un cráter de un tamaño de 20 por 35 metros.

Foto: ČTKFoto: ČTK También en los casos anteriores, la firma se defendía diciendo que las lluvias torrenciales o el deteriorado sistema de alcantarillado tuvieron la culpa del accidente.

La policía ha iniciado la investigación del caso. De haber culpables, podrían ser condenados a hasta cinco años de prisión por amenaza pública por negligencia.

El cráter surgido en la Avenida Evropská sigue complicando el tráfico en Praga. La Policía cortó ese tramo en ambas direcciones y desvía a los conductores por carreteras secundarias, mientras que el funcionamiento de los tranvías fue suspendido hasta que la carretera vuelva a ser transitable, es decir, dentro una semana, según pronostican los expertos.

09-07-2012