Un bioquímico checo participa en ensayos clínicos de un medicamento contra el coronavirus

26-02-2020

La compañía farmacéutica estadounidense Gilead Sciences ha iniciado ensayos clínicos de un medicamento que podría ayudar a luchar contra el coronavirus. El vicepresidente de Virología de esta empresa, el bioquímico checo Tomáš Cihlář, habló con la Radio Checa sobre estos avances.

Foto: ČTK/AP/Steven SenneFoto: ČTK/AP/Steven Senne El SARS-CoV-2, conocido popularmente como el coronavirus de Wuhan, se ha extendido en la última semana a nuevos países, lo que ha despertado el alarmismo entre la población.

Tomáš Cihlář (Foto: ČT24)Tomáš Cihlář (Foto: ČT24) Por el momento, no existe ninguna vacuna ni ningún medicamento específico para tratar esta enfermedad. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud considera que uno de los mejores candidatos para tratar la enfermedad puede ser el remdesivir, un antiviral desarrollado por la compañía estadounidense Gilead Sciences.

En esta empresa trabaja el bioquímico checo Tomáš Cihlář, quien ocupa el cargo de vicepresidente para Virología. Cihlář contó a la Radio Checa cómo surgieron los estudios en torno al remdesivir y en qué estado se encuentran.

Las primeras pruebas se realizaron directamente en Wuhan, epicentro de la epidemia, donde se administró a los pacientes más graves.

“Empezamos a investigar directamente en Wuhan hace unas semanas, con dos estudios clínicos. El primero está destinado a pacientes que están en un estado crítico, que tienen serios problemas para respirar o una baja saturación de oxígeno en la sangre”.

Un poco más tarde, comenzaron un segundo estudio, en este caso enfocado en pacientes con síntomas más leves, añade Cihlář. En cualquier caso, todavía necesitan más tiempo de investigación para sacar conclusiones.

Foto: ČTK/AP/Claudio FurlanFoto: ČTK/AP/Claudio Furlan “A diferencia del primer estudio, el segundo es para pacientes que tienen un estado más leve. La infección les afecta a los pulmones, pero no necesitan ayuda para respirar. Pero este estudio está avanzando de forma más lenta”.

El remdesivir, que ahora podría ayudar a médicos de todo el mundo a combatir este nuevo coronavirus, fue desarrollado originalmente por esta compañía farmacéutica para luchar contra el ébola, que entre los años 2013 y 2016 azotó gravemente África Occidental. Como apunta Tomáš Cihlář, en estudios animales descubrieron que el medicamento era útil contra el ébola.

“Este programa empezó concretamente en el año 2014. Estaba enfocado en el ébola, cuando había una gran epidemia en África Occidental. Hicimos unos estudios sobre el ébola en colaboración con el Ministerio de Defensa de Estados Unidos, y encontramos que cuando le dábamos remdesivir a monos infectados con este virus se evitaba la muerte casi en un 100 % de los casos”.

En el marco de dichas investigaciones, los científicos de Gilead probaron el remdesivir para combatir otros virus, y resultó ser de gran ayuda contra coronavirus como el MERS y el SARS.

“Durante esas investigaciones sobre el ébola intentamos descubrir si el remdesivir era útil contra otros virus, incluido el coronavirus, para lo que iniciamos unos estudios preclínicos en animales. Aquí confirmamos los efectos profilácticos y terapéuticos del remdesivir contra el SARS y contra el MERS. El virus SARS especialmente es muy similar al nuevo coronavirus, por lo que hay bastantes probabilidades de que también pueda ayudarnos en la actual epidemia”.

Foto: ČTK/AP/Lee Jong-chuFoto: ČTK/AP/Lee Jong-chu Por otro lado, según la tipología de los pacientes analizada por científicos chinos, este virus no parece tener una gran mortalidad entre los bebés. Los principales fallecidos son personas mayores, en algunos casos con dolencias previas.

Al respecto, Tomáš Cihlář señala que es llamativo y que conoce estos datos, pero indica que podría deberse a diferentes causas.

“En los recién nacidos no hay gran mortalidad. Según los datos que llegan de China, a diferencia del ébola, que tiene una mortalidad del 100 % en los bebés, este nuevo coronavirus parece no afectar mucho a los niños menores de un año. Es un fenómeno que también se da en la temporada de gripe, cuando la mortalidad se da principalmente en mayores de 70. No entendemos muy bien este proceso. Puede que al estar su sistema respiratorio desarrollándose sean todavía más resistentes a este tipo de virus. Pero también puede ser simplemente que están más protegidos y menos expuestos a otras personas”.

Además de los estudios que se están realizando en China, en Estados Unidos han comenzado esta semana pruebas clínicas del remdesivir en pacientes infectados con el coronavirus de Wuhan. El primer participante es un estadounidense que fue evacuado del crucero Diamond Princess, donde hubo cientos de infectados. La prueba tiene lugar en el hospital universitario de Nebraska.

La situación en Chequia

En Chequia, donde por ahora no se ha registrado ninguna persona infectada, reina cierta inquietud entre la población y las mascarillas y respiradores se han agotado en farmacias de todo el país.

El Gobierno checo pide calma y asegura que está tomando las medidas necesarias. Asimismo, recomienda no viajar al norte de Italia, el punto de Europa donde más casos se han detectado. Adam Vojtěch, ministro de Salud, indica que si alguien piensa que podría estar infectado, es mejor comunicarse con los médicos vía telefónica para reducir los posibles contagios.

“Si alguien tiene síntomas como tos, asma y fiebre, debería ponerse en contacto con los médicos. Preferiblemente por teléfono, no recomendamos a la gente que acuda a las consultas”.

Por su parte, entre las últimas medidas del aeropuerto Václav Havel de Praga se encuentra el establecimiento de una puerta especial para los vuelos procedentes de Italia. En este punto, los controles y las precauciones sanitarias serán más estrictos.

26-02-2020