Última visita del presidente de Austria Heinz Fischer a Chequia

12-04-2016

La crisis migratoria y, en especial, las nuevas perspectivas de colaboración son los temas debatidos por el presidente de Austria, Heinz Fischer, durante su actual visita oficial de dos días a la República Checa. Mientras que el lunes el huésped austríaco fue recibido por su homólogo checo, Miloš Zeman, este martes, antes de su regreso a casa, Fischer inauguró un foro económico checo-austriaco en Praga.

Heinz Fischer y Miloš Zeman, foto: ČTKHeinz Fischer y Miloš Zeman, foto: ČTK La visita de Heinz Fischer a Chequia tiene un carácter de despedida, ya que en verano de este año el mandatario austriaco abandona el cargo presidencial después de 12 años. La delegación austriaca llegó a Praga desde Viena este lunes en un tren rápido y el presidente Heinz Fischer con su esposa continuaron su viaje en un tren histórico, que los llevó hasta el Palacio veraniego de Lány, donde fueron recibidos por el mandatario checo, Miloš Zeman.

Los dos presidentes intercambiaron opiniones sobre el tema de los inmigrantes y coincidieron en que el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para aliviar la crisis de refugiados no solucionará la crisis migratoria. El presidente checo, Miloš Zeman, recalcó que consideraba erróneo ese paso.

”Ese acuerdo es, a su manera, un grito en vano. En este contexto aprecio altamente la postura de Heinz Fischer, quien públicamente planteó sus dudas sobre el aporte de este acuerdo”.

Heinz Fischer, Lány, foto: ČTKHeinz Fischer, Lány, foto: ČTK Las opiniones de los dos países difieren sin embargo en cuanto a la repartición de los inmigrantes entre los países comunitarios propuesta por Bruselas. Mientras que la República Checa sigue rechazando el plan para la redistribución de los inmigrantes, Austria insiste en que todos los estados comunitarios deben ser solidarios en el tema y aceptar las cuotas, destacó Heinz Fischer.

”Cuando Europa se ve expuesta a un grave problema, todos los países europeos deberían participar de forma justa en su solución”.

Pero en Lány no se habló solamente de la crisis migratoria. La República Checa es el sexto socio comercial de Austria a nivel mundial y el tercero en Europa, por lo que es evidente que las deliberaciones de los dos estadistas se centraron en la colaboración económica mutua.

Heinz Fischer y Miloš Zeman, foto: ČTKHeinz Fischer y Miloš Zeman, foto: ČTKFischer y Zeman reafirmaron que la mayoría de los empresarios de ambos lados confían en el incremento de la colaboración y el comercio mutuos en los próximos años, especialmente en los sectores de maquinaria, de desarrollo de tecnologías ecológicas y también en los transportes. Las dos partes destacaron que la tarea primordial para el próximo futuro es alcanzar una mejor comunicación por carretera entre Chequia y Austria. Esto facilitaría tanto los negocios, como el desarrollo del turismo entre los dos países.

Este martes el presidente austríaco, Heinz Fischer, mantuvo conversaciones con el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, y visitó varios centros educativos y culturales en Praga. En compañía de Miloš Zeman inauguró posteriormente un foro económico checo-austríaco, y en horas de la tarde viajó en tren de regreso a Viena.

12-04-2016