UE insiste en que la República Checa necesita ley antidiscriminación

14-03-2008

La República Checa es el único país de la Unión Europea que no dispone aún de una ley antidiscriminación, por lo que corre el peligro de ser sancionada. La Cámara Baja inició este viernes la segunda ronda de negociaciones sobre el borrador de ley correspondiente.

La ley antidiscriminación debería proteger a los ciudadanos checos ante la discriminación por edad, sexo, raza, religión u orientación sexual. Los diferentes comités parlamentarios han deliberado sobre la propuesta bastante tiempo, más de seis meses.

El gubernamental Partido Cívico Democrático se opone a la normativa, considerándola inútil, según destacó el diputado por esa formación política, Marek Benda.

“Estoy convencido que nuestro país no necesita una ley similar. Los ciudadanos están lo suficientemente protegidos por la Constitución y otra serie de normativas y reglamentos”, sostuvo Benda.

Por su parte, la oposición insiste que el borrador de ley registra insuficiencias, según indicó la diputada por el Partido Socialdemócrata, Anna Čurdová.

“No cumple nuestras expectativas, ni tampoco el objetivo de garantizar a todos los ciudadanos checos el acceso igual al trabajo, educación, ayudas sociales, etc. Dicho en breve, no protege ante la discriminación”, declaró la legisladora.

Bruselas sigue con atención el tema de los derechos humanos por lo que la tarea del Parlamento consiste en la aprobación de una ley antidiscriminación, afirmó la ministra de DD.HH. y minorías étnicas, Džamila Sehlíková.

“La República Checa no debe vacilar más tiempo en la aprobación de la normativa. La Unión Europea no considera a los derechos humanos un tema marginal. Necesitamos garantizar que cada uno de nosotros pueda hacerse su camino en la vida bajo las mismas condiciones”, opinó la ministra.

De ser aprobada por el Parlamento, la ley antidiscriminación podría entrar en vigencia a inicios de 2009.

14-03-2008