UE aprobó duras penas por dañar el medio ambiente

23-05-2008

El Parlamento Europeo aprobó una normativa que castiga con sanciones penales los daños graves al medio ambiente. La República Checa, al igual que todos los países de la UE, dispone de dos años para adaptarse a la nueva legislación.

Los miembros de la Unión Europea estarán obligados a tipificar como delito en sus legislaciones nacionales actividades dañinas para el medio ambiente y para la salud. Figuran entre ellos la contaminación de la atmósfera, la tierra y las aguas con elementos radioactivos, así como el transporte ilegal de residuos y el deterioro de áreas naturales protegidas. Las autoridades de cada país deberán introducir además sanciones penales efectivas para castigar a los responsables.

“Se trata de una contribución significativa para reforzar la protección del medio ambiente europeo”, explicó el comisario europeo de Justicia, Jacques Barrot.

En la República Checa ya se aplica un sistema duro multas y penas por perjuicio importante contra la naturaleza, señaló el portavoz del Ministerio del Medio Ambiente checo, Jakub Kašpar.

“La República Checa puede servir de ejemplo a nivel europeo en cuanto a la aplicación sistemática de sanciones contra los que deterioran la naturaleza”.

Con esta opinión coincidió el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, quien destacó que el país no tendrá problema alguno con la introducción de la nueva legislación europea.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea “La legislación checa protege el medio ambiente de manera adecuada. Los cambios que será necesario introducir en relación con la decisión del Parlamento Europeo no tendrán un carácter sustancial”.

Entre las cláusulas que habrá que introducir figura la responsabilidad penal de empresas por daños ecológicos, dijo el ministro Pospíšil. Asimismo calificó como efectivo el sistema nacional de penas y multas por delitos contra el medio ambiente que ya existe.

Por ejemplo, por la destrucción de zonas naturales, la flora y la fauna protegidas se aplica en la República Checa una pena de hasta ocho años de prisión, además de una multa de 80 mil euros. Con cinco años se penaliza la recogida o transporte de deshechos dañinos para el hombre y el entorno.

23-05-2008