Turistas de Asia invadirán la RCh

25-11-2003

Los chinos podrían salvar la industria turística checa. Las agencias de turismo se orientarán por ello en una medida mucho mayor a la clientela de países de Asia.

A principios de los años noventa hubo en la República Checa un "boom" del turismo que se debió mayormente a los cambios democráticos en este país y a su apertura al mundo. Los turistas que entonces visitaban el país provenían especialmente de países de Europa Occidental, Estados Unidos, Canadá y de América del Sur.

No obstante, el número de turistas fue disminuyendo paulatinamente. Para cambiar la situación, las agencias de viajes nacionales con ayuda de instituciones estatales, comenzaron a orientarse a la clientela de países de Asia. Una amplia perspectiva, según Hana Cermáková, de la agencia turística gubernamental, Czechtourism, tiene la cooperación con China.

"La Organización Internacional de Turismo prevé que los turistas chinos serán en el futuro los que más viajen a diferentes destinos mundiales. Actualmente visitan Europa más de un millón 200 mil turistas chinos al año. Al orientarse a esa clientela, las ganancias de la República Checa en el sector turístico podrían elevarse en unos 15 y hasta 20 millones de dólares", afirma Hana Cermáková.

En varios países asiáticos, entre ellos Japón, China, Uzbekistán y Kazajstán, las representaciones turísticas checas desarrollan una amplia campaña publicitaria con el fin de despertar el interés de los ciudadanos por visitar la República Checa.

Las agencias de viajes checas indican que los turistas de Asia suelen ser de capas altas de la sociedad y requieren servicios a cierto nivel, lo que a su vez trae significativas ganancias al sector turístico. Últimamente está de moda pasar la Luna de Miel en la República Checa, así como estancias con tratamientos médicos en centros termales checos.

25-11-2003