Turistas consideran necesarias medidas contra la fiebre aftosa

23-03-2001

La propagación de la fiebre aftosa hacia la Europa continental ha ocasionado que las autoridades checas adopten medidas radicales para impedir el contagio en este país. Uno de los métodos, al igual que en otros países, ha sido someter a los viajeros a una rigurosa desinfección antes de ingresar en el territorio de la República Checa.

Sin embargo, gran parte de los viajeros desconoce las medidas adoptadas desde la semana pasada por la República Checa. Se habló en un momento de que el intenso control en los pasos fronterizos había provocado protestas de parte de algunos turistas, pero según la Policía de Aduanas alemana, fueron los habitantes de las localidades cercanas a Rozvadov los que en un inicio más protestaron

El secretario de prensa del Ministerio de Argicultura checo, Hugo Roldán, asegura que las medidas aplicadas por este país son las más adecuadas:

En Rozvadov, uno de los pasos fronterizos más transitados entre este país y Alemania, los vehículos, antes de entrar al país, deben pasar por alfombras con una sustancia desinfectante y sus ocupantes limpiar su calzado en bandejas especiales. La gran mayoría de los viajeros comprende que estos métodos son necesarios. "Pienso que es un buen método de prevención. Según lo que hemos escuchado en la prensa de mi país, la situación no es fácil", decía un turista alemán en el puesto de Rozvadov. En el mismo lugar, un grupo de viajeros holandeses aplaudía las medidas adoptadas por la República Checa en su intento por impedir el contagio de la fiebre aftosa.

23-03-2001