Turistas checos sepultados por una avalancha en Eslovaquia

02-01-2006

Trágico fue el último día del año 2005 para un grupo de turistas checos que perecieron bajo una avalancha en la sierra eslovaca de los Altos Tatras. De los ocho miembros del grupo sobrevivió a la tragedia solo uno.

Foto: CTKFoto: CTK Un grupo de ocho turistas checos viajó a los Altos Tatras para celebrar allí el fin de año. Dos días antes subieron a la sierra donde pasaron dos noches. En la madrugada del 31 de diciembre resultaron sepultados por una avalancha que se desprendió del macizo de Roháce. En ese momento decisivo, los turistas se encontraban durmiendo en sus carpas.

Solo un miembro de la expedición pudo salir de la masa de nieve, dijo el director del Servicio de Socorro, Josef Janiga.

"Al llegar al lugar hemos iniciado inmediatamente el rescate nos facilitaron perros entrenados para buscar gente bajo avalanchas. Lamentablemente, hemos encontrado solo cadáveres. Se trató de seis hombres y una mujer."

Según indicó Josef Janiga, los turistas checos se arriesgaron en varios aspectos. Eligieron para el campamento uno de los lugares más peligrosos de la región de Roháce, la cuenca montañosa de Spálený zleb. Por medio del Internet se habían enterado supuestamente del peligro de las avalanchas que ya había sido advertido dos días antes de la Nochevieja.

Foto: CTKFoto: CTK Según Josef Janiga del Servicio de Socorro, es difícil explicarse la actitud irresponsable de los turistas checos, puesto que se trató de miembros de organizaciones de excursionistas y de montañismo. Sin embargo, todo indica que carecían de la experiencia necesaria en montañas de gran altura, como son los Altos Tatras.

El Ministerio de RR.EE. checo informó que los restos mortales de los turistas checos serán trasladados a la República Checa en el curso de la presente semana.

En el curso del año 2005 perecieron en las montañas eslovacas 24 personas, de ellos 12 ciudadanos checos.

02-01-2006