Tribunal Supremo deja en libertad a David Rath tras año y medio en prisión preventiva

12-11-2013

El ex gobernador de Bohemia Central y una de las antiguas cabezas visibles del Partido Socialdemócrata, David Rath, fue puesto en libertad este lunes después de pasar año y medio en prisión preventiva. Contra Rath penden cargos por sospechas de corrupción y de amañar licitaciones públicas para beneficio propio.

David Rath, foto: ČTKDavid Rath, foto: ČTK Médico de profesión, David Rath, se convirtió en una de las figuras políticas de mayor empuje en la República Checa. Ocupó un escaño en la Cámara Baja y fue a la vez gobernador de Bohemia Central, una de las regiones más importantes del país.

Desde su escaño parlamentario arremetió sin misericordia contra el entonces Gobierno de Petr Nečas y en especial contra algunos políticos del partido TOP 09, uno de los tres de la coalición gubernamental.

Pero hace año y medio un operativo de la Policía Anticorrupción lo agarró ‘con las manos en la masa’. Tras meses de seguimiento y escuchas, los agentes lo detuvieron en el momento en que llevaba más de 270.000 euros en efectivo en una caja de vino.

La Fiscalía teme que tras su puesta en libertad, Rath pueda huir del país. No obstante, el antiguo político asegura que no se imagina su vida como prófugo de la Justicia.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek / archivo de ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek / archivo de ČRo Rath insiste en su inocencia y sostiene que su detención, encarcelamiento y el proceso en general tienen un trasfondo político.

“Tengo la sensación de que este proceso tiene una fuerte connotación política. Fueron utilizados recursos, métodos extremos de persecución y seguimiento. Hace un año y medio me transportaban en un convoy policial protegido desde el aire por un helicóptero. Hoy me encuentro en la calle y, al igual que antes, no represento ningún peligro para nadie”.

La orden de la liberación fue dada por el Tribunal Supremo tras recibir un total de cuatro solicitudes por parte del acusado. La Fiscalía no convenció al juez de que Rath puede huir del país, por el contrario la mayor instancia optó por continuar el proceso por sospechas de corrupción eliminando la prisión preventiva.

Rath y como mínimo otras dos personas son sospechosas de manipular licitaciones públicas para la compra de equipos para hospitales, o la reconstrucción millonaria del Castillo de Bustěhrad, monumento histórico de Bohemia Central y otros inmuebles.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK A los medios de comunicación se filtraron transcripciones de las escuchas de la Policía Anticorrupción en las que Rath y sus socios se alegran por los millones ganados.

Los altos cargos de su antigua formación, el Partido Socialdemócrata, han optado por no hablar del caso. El líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, indicó que no es un asunto que corresponda comentar a los políticos, pero que le extrañaba que la prisión preventiva tardara tanto, un año y medio.

Con seis kilos menos de peso, David Rath, aseguró ante las cámaras de televisión que no volvería a la política activa, que cuando mucho se sumaría a una organización ciudadana para ayudar a mejorar las condiciones del sistema penitenciario del país.

12-11-2013