Tras cinco meses de espera Canadá abrió sección consular en Praga

22-12-2009

Cinco meses necesitó la embajada de Canadá para abrir una sección consular en Praga. A partir de ahora los ciudadanos checos pueden solicitar visas sin tener que viajar a la vecina Viena. Se trata de una solución a medias que mantiene tensas las relaciones entre ambos países.

La sección consular de la Embajada canadiense en Praga, foto: ČTKLa sección consular de la Embajada canadiense en Praga, foto: ČTK Los checos son los únicos ciudadanos comunitarios que necesitan visas para Canadá. El Gobierno de Ottawa decidió aplicar la obligatoriedad de visados para Chequia después de que centenares de gitanos checos pidieran asilo en el país norteamericano. Los gitanos pedían asilo escudándose en la ola de racismo que se había levantado en la República Checa.

Ante la medida aplicada unilateralmente por Canadá, el 13 de julio, Praga presentó una queja ante Bruselas exigiendo reciprocidad, esto quiere decir la aplicación de visados para los canadienses que viajen a los países comunitarios. Semejante medida no ha sido aplicada, pero Bruselas y Ottawa mantienen negociaciones al respecto.

En los últimos cinco meses, los checos que querían viajar a Canadá tenían que ir primero a la embajada de ese país en Austria, situación incómoda para todos los viajeros ya fueran turistas, hombres de negocios, estudiantes o científicos.

La sección consular de la Embajada canadiense en Praga, foto: ČTKLa sección consular de la Embajada canadiense en Praga, foto: ČTK El portavoz de la embajada canadiense en Praga, Michal Vlček, asegura que la apertura de la sección consular en Praga requirió su tiempo, que no es algo que se pueda poner en marcha de la noche a la mañana.

“Antes de abrir la sección consular fue necesario estudiar la situación surgida tanto en la República Checa como en la región en general. Se tomó en cuenta el número de solicitantes y de visas concedidas, es por eso que la sección consular pudo abrir sus puertas hasta ahora”.

Fuentes diplomáticas aseguran que la apertura de semejante departamento puede realizarse en corto tiempo en caso de existir voluntad política.

La sección consular de la Embajada canadiense en Praga recibió el primer día a una decena de solicitantes de visa, los interesados deberán ahora esperar diez días hábiles para saber si podrán o no viajar a Canadá. En caso de que alguna persona necesite viajar de urgencia tendrá que presentarse en la misión diplomática de Canadá en Austria.

El viceministro de Relaciones Exteriores checo, Hynek Kmoníček, informó que representantes de los 27 países la Unión Europea y Canadá mantendrán una nueva ronda de negociaciones en febrero con el objetivo de eliminar de manera definitiva la obligatoriedad de visados canadienses para los ciudadanos checos.

22-12-2009