Transparencia Internacional: Varias empresas checas en paraísos fiscales están relacionadas con políticos

08-10-2013

La organización Transparencia Internacional ha denunciado que 222 empresas que consiguen licitaciones públicas en la República Checa tienen su sede en un paraíso fiscal. De estas la mitad están relacionadas con políticos o lobbistas checos.

Las Bahamas, foto: Bryce Edwards, Wikimedia Creative Commons 2.0Las Bahamas, foto: Bryce Edwards, Wikimedia Creative Commons 2.0 La cantidad de empresas que participan en concursos públicos en la República Checa y aprovechan subvenciones de la Unión Europea, pero que tienen su sede en un paraíso fiscal, alcanza las 222 entidades, según un informe hecho público este martes por la organización Transparencia Internacional.

Además, al cotejar los datos parece evidente que más de la mitad de estas empresas están relacionadas con personajes de la vida política checa, según explica el analista de Transparencia Internacional Stanislav Beránek.

“Pedimos a una empresa especializada que elaborara una base de datos de empresas checas que tuvieran alguno de sus propietarios en un paraíso fiscal. Luego comparamos esta información con una base de datos de licitaciones públicas y receptores de fondos europeos. Después nos fijamos en las empresas de este tipo que tienen alguna conexión con un político o con alguien políticamente activo. Llegamos a la conclusión de que en 120 casos estas empresas tienen o han tenido una relación directa con la política”.

Stanislav Beránek, foto: archivo de Transparencia InternacionalStanislav Beránek, foto: archivo de Transparencia Internacional En la lista de Transparencia Internacional se encuentran sobre todo concejales, pero también un ex ministro. La organización no ha querido dar de momento nombres y espera a tener bien contrastados los datos para, en caso de que haya indicios de delito, dar cuenta a la Policía.

Empresas opacas, de linaje incierto, que deciden declarar impuestos en países poco transparentes y con impuestos bajos, como las Islas Caimán, las Seychelles o Chipre, con un doble objetivo, tal como apunta Beránek.

“Creo que los motivos son básicamente dos. Uno de ellos es ocultar al propietario real de la empresa. Se puede tratar de un empresario normal que no quiere ser visible, es una posibilidad, o de un empresario no normal, es decir, de funcionarios del Estado, políticos y otra gente que tiene influencia de algún tipo en el proceso de decisión de un concurso público. El segundo motivo es la llamada optimalización, es decir, la reducción de impuestos”.

En el mismo sentido, Transparencia Internacional apunta que es habitual crear una empresa ficticia con sede en un paraíso fiscal que cargue con facturas falsas a una empresa hermana checa. El resultado es que la empresa checa se queda en números rojos, y por tanto no paga impuestos, y su gemela de las Islas Bahamas acumula los beneficios en una cuenta inaccesible a las autoridades checas.

En total, la organización calcula que estas 222 empresas checas con sede en paraísos fiscales han obtenido 320 millones de euros en forma de subvenciones europeas y más de 6.000 millones a raíz de licitaciones públicas.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová Actualmente la legislación checa y europea impide discriminar a las empresas que participan en los concursos públicos de acuerdo con el lugar donde tienen la sede fiscal. Transparencia Internacional alerta de la necesidad de mejorar las reglas del sistema para evitar esta forma de corrupción. La fuga a paraísos fiscales cuesta al Estado cientos de millones de euros en impuestos y provoca licitaciones turbias y que por tanto dan lugar a obras o servicios públicos encarecidos o de peor calidad.

08-10-2013