Trabajadores ilegales en la República Checa

20-04-2018

La Administración Aduanera checa ha descubierto que muchos trabajadores extranjeros se encuentran en una situación irregular.

Foto ilustrativa: Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Pixabay / CC0 En la República Checa, se han llevado a cabo recientemente algunos controles por parte de la Administración Aduanera. Esta operación, llamada Factory 2018, se realizó con el propósito de investigar a diversas empresas para ver si contrataban a empleados extranjeros sin los permisos adecuados.

Como resultado, se descubrió que el 17% de los trabajadores investigados se encontraban en una situación irregular. Normalmente, carecían de permiso de trabajo, y en al menos tres de los casos, también residían de forma ilegal en Chequia. Las autoridades confirman, asimismo, que gran parte de estos empleados proceden de Ucrania y Moldavia, países que no pertenecen a la Unión Europea.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 La portavoz de la Administración Aduanera, Hana Prudičová, habló con la Radiodifusión Checa sobre esta operación y sobre las sanciones a las que se enfrentan los empresarios.

“El mayor número de trabajadores ilegales de países que no son de la Unión Europea se descubrieron en las regiones de Liberec, Karlovy Vary y Hradec Králové. Y en la región de Pilsen es donde los empresarios más incumplieron su obligación de informar. Los empleadores pueden recibir multas de hasta 395 000 euros “.

Además de las duras sanciones que podrán recibir los empresarios, contra muchos de estos trabajadores se han abierto expedientes de deportación o sanciones administrativas.

En la operación, que está enmarcada en la lucha contra la inmigración ilegal y la falsificación de documentos de identidad, han participado alrededor de 200 agentes aduaneros y 370 policías, que han controlado a 719 trabajadores extranjeros pertenecientes a 72 empresas, la mayoría de ellas relacionadas con la industria automovilística.

20-04-2018