Tomáš Petříček quería ser alcalde, pero va rumbo a ministro de RR.EE.

La República Checa pronto tendrá ministro de RR.EE. Al menos así lo adelantó el jefe de la bancada socialdemócrata, Jan Chvojka.

Tomáš Petříček, foto: ČTK/Šulová KateřinaTomáš Petříček, foto: ČTK/Šulová Kateřina La cartera de RR.EE. o mejor dicho la persona que ha de dirigirla se ha convertido en la manzana de la discordia entre el presidente de la República, Miloš Zeman, el primer ministro, Andrej Babiš y el vice primer ministro y líder socialdemócrata, Jan Hamáček.

Miroslav Poche, foto: Jana Trpišovská, ČRoMiroslav Poche, foto: Jana Trpišovská, ČRo Después de un largo y extenuante coqueteo político entre el movimiento ANO, de Andrej Babiš, ganador de las elecciones de octubre del año pasado, y la Socialdemocracia, ha pasado casi un año y el Gobierno minoritario de coalición no dispone de ministro de RR.EE.

Miroslav Poche, el candidato propuesto por la Socialdemocracia, en su calidad de aliado gubernamental, fue rechazado de manera rotunda por el presidente Zeman, mientras que el primer ministro Babiš mantuvo durante mucho tiempo una actitud ambigua, pero al final también lo rechazó.

En su momento, el líder socialdemócrata Hamáček se atrincheró y dijo que el único candidato a Cancillería era el eurodiputado Poche. Amenazas fueron, amenazas vinieron, pero todo parece encaminado a una solución satisfactoria para todos. El jefe de la fracción socialdemócrata, Jan Chvojka, adelantó a la TV Checa que Hamáček habló con el presidente sobre el nuevo candidato, Tomáš Petríček, y el consenso está a la vuelta de la esquina.

Jan Hamáček, foto: archivo Oficina del Gobierno ChecoJan Hamáček, foto: archivo Oficina del Gobierno Checo “Habló con el presidente Zeman, quien parece haber prometido que no habrá obstáculo alguno”.

El viceprimer ministro, ministro del Interior, ministro de RR.EE. en funciones y a la vez líder de la Socialdemocracia, Jan Hamáček, confirmó a la Radiodifusión Checa vía mensaje de texto que había mantenido una reunión con el mandatario y que no tenía señales negativas de su parte.

El portavoz presidencial, Jiří Ovčáček, dijo a la Radiodifusión Checa que el presidente Zeman debe seguir lo estipulado por la Constitución y que así lo hará.

“En primer lugar el mandatario debe reunirse con el primer ministro. Y posteriormente el presidente puede recibir a la persona nominada al cargo de ministro de RR.EE.”.

Tomás Petříček ocupa el cargo de viceministro de RR.EE. por lo que los socialdemócratas están convencidos de que se trata de un buen candidato, de una persona que entiende de política exterior.

Los partidos de la oposición no están del todo convencidos, mientras unos aseguran que se trata de un político desconocido, otros insisten en que puede tratarse una persona muy cercana al candidato rechazado Miroslav Poche.

Petříček de 46 años fue asistente de Poche y antes de que su nombre apareciera como posible candidato a ministro su plan fue presentarse a las elecciones comunales para luchar por la Alcaldía de Praga 7. Su sueño de ser alcalde tendrá que esperar, porque parece que la silla que le han deparado se encuentra en el Palacio Černín, sede de la cartera de RR.EE.