Telicka: No tengo que avergonzarme por nada

27-02-2004

Poco a poco se van calmando las acaloradas discusiones acerca del nuevo eurocomisario checo que surgieron después de que renunciara a ese cargo el diputado socialdemócrata, Milos Kuzvart, y que el Gobierno optara por Pavel Telicka, hasta ese momento embajador checo ante la UE.

Uno de los motivos de la renuncia de Milos Kuzvart fue, según sus palabras, el insuficiente apoyo político por parte del oficialismo a su nominación. No obstante, con un respaldo unánime de la Coalición gubernamental no puede contar ni el nuevo candidato, Pavel Telicka.

"Es muy importante que nos demos cuenta de que tenemos nuestros propios intereses en cuanto a la UE y será muy importante que el eurocomisario checo tenga una posición firme", indicó Pavel Telicka. El mismo se ha creado, según su opinión, una posición sólida, desempeñándose como negociador checo ante la UE.

Pavel Telicka, foto: CTKPavel Telicka, foto: CTK No obstante, precisamente por su trabajo anterior en la Unión, Telicka tiene que hacer frente a la crítica del oposicionista Partido Cívico Democrático por no ser capaz de conseguir mejores condiciones de ingreso para la República Checa.

Además, el democristiano Partido Popular, de la coalición gubernamental, se siente indignado por el hecho de que Telicka fue miembro del Partido Comunista antes de la Revolución de Terciopelo.

"Cada uno comete errores, pero lo importante es que un día pueda decir: No tengo que avergonzarme por nada y he creado algo positivo en mi vida. Y yo tengo esa sensación", así respondió Pavel Telicka a la crítica. Su opinión la comparte asimismo la mayoría de los diputados del Parlamento Europeo, considerando el nombramiento de Telicka como acertado.

27-02-2004