Televisión pública checa: ¿Con o sin publicidad?

12-02-2004

El ministro de Cultura, Pavel Dostál, presentó a los diputados una nueva iniciativa de cómo solucionar la crítica situación financiera en la Televisión Pública checa - aumentar en hasta cien por ciento los abonos obligatorios y eliminar la publicidad.

El ministro de Cultura, Pavel Dostál, foto: CTKEl ministro de Cultura, Pavel Dostál, foto: CTK Los abonos por la televisión subirán hasta el año 2010 de las actuales 75 a 155 coronas al mes, suma equivalente a 5 euros, y al mismo tiempo irán desapareciendo de las pantallas los anuncios publicitarios. Esta es la propuesta que el ministro de Cultura checo, Pavel Dostál, por la Socialdemocracia, presentó este miércoles al comité de cultura de la Cámara Baja.

Los diputados le demostraron poca comprensión. La actriz y diputada por la Unión de la Libertad, Tána Fischerová, expresó que el proyecto atribuye a la Televisión Checa el papel de una persona que está condenada a muerte y puede elegir si prefiere una bala o la cuerda. Por su parte, el jefe del grupo parlamentario del democristiano Partido Popular y ex ministro de Cultura, Jaromír Talír, apuntó que los socialdemócratas habían rechazado hasta el momento el aumento de los abonos por la televisión, y se preguntó: ¿Quién iba a aprobar esta enmienda?

Mientras tanto los expertos en medios de comunicación públicos subrayan que sólo un país rico o que cuenta con un elevado número de habitantes, como Gran Bretaña, por ejemplo, puede permitirse financiar la televisión pública exclusivamente con los abonos.