Susliks eslovacos para reintroducir la especie en Chequia

14-07-2015

Los susliks europeos, una especie de roedores de la misma familia que las ardillas y las marmotas, están desapareciendo de la República Checa. Quedan de hecho apenas 4.000 ejemplares. Un programa de reintroducción criará susliks procedentes de Eslovaquia para liberarlos en los parajes naturales checos.

Foto: BS Thurner Hof, Wikimedia Commons, License Creative Commons 3.0 UnportedFoto: BS Thurner Hof, Wikimedia Commons, License Creative Commons 3.0 Unported El suslik europeo es un roedor de la familia de los esciúridos, al igual que las ardillas y las marmotas, mide unos 20 centímetros y puede llegar a pesar 400 gramos. Habita en las llanuras de Europa Oriental, especialmente en Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y Rumanía. En la República Checa su número es cada vez menor, explica Stanislav Němec, de la estación de protección ambiental de Pavlovice.

“Los susliks están gravemente amenazados, hay muy pocos, en torno a los cuatro mil individuos. El problema es que viven en poblaciones aisladas, de forma que no se llega a una selección natural de la población”.

Foto: BS Thurner Hof, Wikimedia Commons, License Creative Commons 3.0 UnportedFoto: BS Thurner Hof, Wikimedia Commons, License Creative Commons 3.0 UnportedPara hacer que la población de esta especie se recupere los ecólogos de Pavlovice se preparan para traer a Chequia parejas de susliks capturadas en Eslovaquia, donde estos roedores no solo abundan sino que a veces constituyen un problema. De hecho los científicos no necesitarán ir muy lejos, y atraparán a los animales este verano en el aeropuerto de Bratislava.

Las parejas encontrarán un nuevo hogar en las estaciones de Pavlovice, Hluboká nad Vltavou y Brno. El equipo de Němec ya tiene preparadas las jaulas.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková “Tenemos arreglada una pajarera donde podemos criar unos 30 o 40 susliks. Originalmente era una pajarera para aves rapaces, y todavía tenemos ahí un búho, pero obviamente ya no estará cuando lleguen los susliks”.

De esta manera, los ejemplares capturados hibernarán en la República Checa y darán a luz las primeras crías el año que viene. Los ecólogos soltarán a los susliks en zonas estratégicas, creando nuevas poblaciones que hagan de puente entre comunidades que anteriormente se encontraban aisladas.

14-07-2015