Sudáfrica 2010: República Checa todavía respira

10-09-2009

Con el triunfo por 7-0 ante la débil San Marino, la República Checa entró en la pelea por el segundo lugar del grupo 3 en las eliminatorias al Mundial Sudáfrica 2010, que permite jugar la repesca. Los checos tienen dos importantes partidos por delante y no dependen de sí mismos.

Tomáš Rosický, foto: ČTKTomáš Rosický, foto: ČTK La reaparición de Tomáš Rosický y la confirmación del buen momento que atraviesa Milan Baroš. Esas son dos de las mejores sensaciones que arrojó el encuentro ante San Marino, jugado la tarde del miércoles en Uherské Hradiště, al sureste del país, ante unos ocho mil espectadores.

Y, por supuesto, la confirmación de que los checos todavía mantienen viva la llama de la esperanza: pueden terminar segundos de su grupo, aunque no será nada fácil, y clasificar para el repechaje europeo.

El problema es que el combinado dirigido por Ivan Hašek no depende de sí mismo. Y tiene por delante dos difíciles desafíos en casa, ante Polonia e Irlanda del Norte, rivales directos por el segundo puesto.

Milan Baroš, foto: ČTKMilan Baroš, foto: ČTK Milan Baroš, el goleador y figura de los checos, con cuatro goles ante San Marino, fue tajante en sus declaraciones: “Todavía vivimos, y eso es lo principal”, indicó a la Televisión Checa.

“Jugamos ante un contrincante desagradable, que se dedicó solo a defender. Los jugadores de San Marino se quedaban tendidos en el césped demasiado tiempo cuando el árbitro interrumpía el juego para desequilibrar nuestro ritmo. Por suerte, logramos marcar tres goles ya en el primer tiempo. Al final anotamos siete tantos. Ya veremos si es suficiente o no para las cuentas finales”.

Por su parte, Tomáš Rosický, que reapareció en el equipo nacional después de más de un año y medio de ausencia por lesión, se mostró conforme con su desempeño.

“Me alegro de haber podido volver a jugar con la selección. Voy a tardar un poco en recuperar mi rendimiento anterior, eso está claro, pero este partido fue idóneo para el regreso. Por otro lado, es una pena que no haya podido jugar ya contra Eslovaquia, ese encuentro me lo perdí por poco”.

Eslovenia, que es la única selección que puede disputarle el primer lugar del grupo a Eslovaquia, tiene un compromiso fácil ante San Marino en la última fecha de las eliminatorias. Antes debe jugar contra Eslovaquia, en Bratislava.

Dentro de exactamente un mes se sabrá si la selección checa tiene posibilidades de jugar la repesca o si, de lo contrario, sepulta todas sus esperanzas de clasificar al Mundial Sudáfrica 2010.

Próximos partidos 10 de octubre: República Checa-Polonia. Eslovaquia-Eslovenia. 14 de octubre: República Checa-Irlanda del Norte. Polonia-Eslovaquia. San Marino-Eslovenia.

10-09-2009