Suben peligrosamente los niveles de los ríos checos

14-01-2011

Las altas temperaturas e intensas lluvias de los últimos días han hecho subir los niveles de los ríos checos, especialmente, al oeste del país. En varias localidades ha sido declarado el tercer grado de alerta ante inundaciones y sus habitantes se preparan para una posible evacuación.

Foto: ČTKFoto: ČTK Debido al masivo deshielo acompañado de fuertes lluvias, los niveles de los ríos checos han comenzado a subir peligrosamente durante las últimas 24 horas en Chequia. La peor situación se registra al oeste del país, según afirma el meteorólogo Arnošt Šír.

“El tercer grado de alerta ante inundaciones ha sido declarado en los ríos Mže, Radbúza, Úslava y el riachuelo Úterský, en la región de Pilsen, Bohemia Occidental, y en la localidad de Skalice, Bohemia Central. A pesar de que las precipitaciones irán cesando durante el viernes, se prevé que la situación empeore, debido a las altas temperaturas”.

Por el momento, la situación en Bohemia Occidental se mantiene bajo control, gracias a la regulación de las corrientes del agua mediante embalses. Sin embargo, sus capacidades de retención son limitadas, advierte el gobernador de la región de Pilsen, Milan Chovanec.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Los mayores problemas se esperan el sábado por la madrugada cuando se llene el embalse de Hracholusky y la corriente del agua saliente supere los 150 metros cúbicos por segundo. El eventual desbordamiento del embalse afectaría a los pueblos cercanos, que han pedido sacos con arena para construir barreras antiinundaciones”, afirmó Chovanec.

La situación se vuelve seria también en Bohemia Central. Para una posible evacuación se preparan los ciudadanos de Beroun y Černošice, situadas sobre el río Berounka. Su nivel aumentó en más de 60 centímetros durante las últimas 24 horas, alcanzando el viernes por la mañana los 380 centímetros, mientras que la media anual es de 150 centímetros.

Foto: ČTKFoto: ČTK Debido al alto nivel del río Moldava, ha sido interrumpido el tránsito fluvial en Praga. Los hidrólogos aseguran que la capital checa de momento no se ve amenazada por las inundaciones.

Grandes problemas enfrenta la vecina Alemania. El desbordado río Meno amenaza el centro histórico de Francfort. También la ciudad universitaria de Heidelberg se prepara para las posibles inundaciones.

14-01-2011